Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En la nube

Youtube cierra el grifo para 2020

La red de vídeos cambia las reglas para proteger a los menores y los "youtubers" podrían ganar hasta un 90 por ciento menos

Un niño utiliza la aplicación de Youtube en el móvil.

Un niño utiliza la aplicación de Youtube en el móvil.

Los tiempos en los que ser "youtuber" resultaba rentable podrían estar a punto de terminar. Youtube cambia las normas de su plataforma de cara a 2020 y los ingresos de los creadores de contenido se podrán ver reducidos entre un 60 y 90 por ciento al cambiar el modelo publicitario para proteger a los menores. Un nuevo marco legislativo obliga al portal de vídeos a diferenciar el contenido infantil del que no lo es porque, de no hacerlo, los creadores podrían ser multados con 42.000 dólares (unos 38.000 euros). Youtube advierte: aunque la normativa es estadounidense, la medida se aplica a los creadores de todos los países.

Youtube se ha visto obligado a tomar una determinación sobre cómo gestionar el contenido para niños en la plataforma, tras una multa que recibió el pasado mes de septiembre de 170 millones de dólares -la sanción más grande hasta la fecha- por incumplir la COPPA (normativa para los creadores de contenido online) y recopilar datos de menores de 13 años para ser utilizados con objetivos comerciales. Tras esto, la plataforma ha sido forzada por la Federal Trade Comission -el organismo americano que protege los derechos de los consumidores- para cumplir con la normativa. Y lo hará de cara a 2020.

Se "limitarán los datos recogidos del contenido dirigido a niños para ser tratados de forma diferente por YouTube", según los responsables de colaboraciones con partners de contenido familiar en Youtube. En la práctica, los "youtubers" deberán categorizar todos sus vídeos y diferenciar si son o no para un público menor de edad para que la plataforma pueda actuar en consecuencia y evitar nuevas sanciones. Aquellos vídeos que tengan un lenguaje apropiado, haya juguetes, personajes conocidos o actividades para hacer con niños deberán ser marcados como contenido infantil. Según las condiciones impuestas por la resolución de la COPPA, la definición de "contenido dirigido a niños" es tan poco concreta que puede afectar a canales y vídeos cuyo público objetivo no sea el infantil. Y esto repercute en la cartera de quienes han hecho de subir vídeos a internet su profesión.

La publicidad en Youtube funciona por paquetes de anuncios dirigidos al público concreto de cada canal (moda y belleza, viajes, videojuegos, etc.). Los vídeos infantiles no tienen a los anunciantes que más pagan. En términos generales, por cada 1.000 visualizaciones de un vídeo con publicidad personalizada, los creadores recibían en torno a un euro, según los datos que el youtuber Forfast compartió con el portal WATmag. El cambio de modelo publicitario supondría que pasarían a ganar por el mismo número de visitas entre 0,10 y 0,40 euros.

Desde Youtube recomiendan a los creadores ser cautos a la hora de categorizar su contenido y les aconsejan pedir ayuda legal si tienen dudas con el nuevo sistema porque su decisión no tiene vuelta atrás.

Compartir el artículo

stats