12 de julio de 2019
12.07.2019

¿Cómo reparar un USB dañado?

Esta serie de trucos te ayudarán a recuperar los datos perdidos de tu unidad de almacenamiento.

12.07.2019 | 10:21
Trucos para reparar un USB dañado.

Lo más seguro es que en alguna que otra ocasión te hayas encontrado con la desagradable situación de que al conectar un USB a un ordenador, este da error. Porque la tecnología muchas veces no funciona como nos gustaría y, aunque tratemos las cosas con cuidado, estas pueden estropearse en el momento más inoportuno.

Y es que los pendrives o las tarjetas externas son de esos dispositivos que si se estropean o dan error pueden hacer que pierdas archivos valiosos para tu trabajo, estudio o vida personal. Por esa razón, aquí te traemos una serie de trucos para reparar un USB dañado.

Intenta conectarlo en otro puerto

Puede parecer algo obvio, pero muchas veces nos obcecamos con que el problema está en el pendrive cuando no es así. A la hora intentar reparar un USB dañado, lo primero que debes hacer es probar a conectarlo en otro puerto USB (en caso de que haya más) para ver si en ese funciona. Otra opción para asegurarte de que funciona o no es conectarlo en otro ordenador.

Identifica el problema

Antes que nada debes identificar por qué no funciona tu USB. No es lo mismo que el dispositivo se haya mojado o roto, que no se haya retirado en modo seguro, que el ordenador se haya apagado mientras lo utilizabas, que tenga algún problema en el 'software', etcétera. Y es que dependiendo del grado de daño, podrás obtener unos u otros resultados.

Utiliza la herramienta de comprobación de errores

Windows incluye esta herramienta por defecto en sus ordenadores. Se utiliza para encontrar errores que pueda haber en el USB y repararlos de forma automática. El proceso puede tardar desde segundos a unos cuantos minutos, dependiendo del tipo de memoria que sea y de su capacidad. Con un poco de suerte, esta herramienta conseguirá reparar tu USB dañado.


Repara el USB dañado usando CMD

Otra opción para intentar reparar un USB dañado sin formatearlo es utilizar la consola CMD de Windows. Para ello tendrás que conectar el pendrive al ordenador y abrir la línea de comandos pulsando las teclas Windows+R y escribiendo 'cmd'. También puedes acceder a esta consola pinchando en el botón de inicio de Windows y escribiendo las mismas letras o clicando en inicio y Ejecutar.

En este momento te aparecerá una ventana negra de MS-DOS en la que tendrás que escribir 'chkdsk /x /f D:' (todo ello sin comillas). En este caso D es la letras que corresponde a la unidad asignada al USB en ese ordenador, por lo que tendrías que cambiarla por F:, G: o la que aparezca en tu equipo. Después sólo tendrás que pulsar enter y dejar que la consola CMD analice la memoria de errores en busca de errores e intente repararlos.


Utiliza un 'software' de recuperación de datos

Para intentar reparar un USB dañado de forma rápida y sin comerte mucho la cabeza, puedes probar a descargarte un programa de recuperación de datos. Recuva, DiskDigger, Drisk Drill o EaseUS Data Recovery son algunos de los más utilizados.

Al instalar estos programas en tu ordenador, sólo tendrás que abrirlos y, con el USB conectado, seguir los pasos para recuperar los archivos.

Cuando todo lo demás falla

Si llegados a este punto no has conseguido recuperar los archivos de tu USB dañado, puedes probar a formatear el pendrive. De esta manera perderás los datos almacenados en el mismo, pero puedes conseguir que la memoria USB vuelva a funcionar (siempre y cuando el daño no se deba a un fallo en el lector o algún otro problema físico).

Para reparar un USB dañado formateándolo deberás abrir la ventana de Equipo (en Windows), seleccionar la unidad del pendrive, hacer clic derecho sobre ella y seleccionar la opción Formatear. Ahora toca esperar hasta que el proceso se complete y expulse tu memoria o tarjeta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook