Los detenidos ofrecían a través de la red artículos de ropa de conocidas marcas, principalmente Dolce&Gabbana, por un precio medio de unos 90 euros, y se comprometían a entregarlos a domicilio una vez que los compradores ingresaran el importe en una cuenta bancaria, según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía de Cataluña.

Sin embargo, las víctimas nunca recibían la ropa adquirida, mientras que las cuentas de los estafadores se iban engrosando con estas pequeñas estafas que, según las primeras investigaciones, han sufrido un total de 632 ciudadanos de toda España.

La Policía sostiene que esta estafa continuada reportó a los acusados más de 60.000 euros de beneficio.

Los detenidos son Walter Gabriel A., argentino de 32 años residente en Barcelona; Jesús Antonio R.P., de 24 años y nacionalidad venezolana; Jesús Alberto P.G., venezolano de 26 años con domicilio en Sevilla, y José Manuel N.M, español de 33 años, vecino de Barcelona y con antecedentes por estafa.

La cuenta bancaria donde las víctimas ingresaban el dinero estaba a nombre de José Manuel N.M., que consentía la utilización de la misma a cambio de un pequeño porcentaje de dinero de las transacciones.

Se da la circunstancia de que José Manuel N.M. tiene una minusvalía en la visión, de lo que se aprovechaban los demás imputados, ya que tenían la coartada perfecta, pues como no podía ver, no le podían acusar de la actividad delictiva.

Durante el registro de las viviendas de los detenidos, los agentes localizaron 12.000 euros en cuentas bancarias bloqueadas, varias cartillas de ahorro utilizadas para los fraudes y cuentas de correo electrónico en las que constaba la oferta de las prendas a subasta.

No se intervino ninguna de las prendas anunciadas ya que, sencillamente, éstas nunca han existido.