El dispositivo, denominado osmógrafo, complementará el trabajo realizado por los perros de rescate en las operaciones de búsqueda, "enviando información en tiempo real al responsable del operativo", según señaló hoy el presidente de esta organización, Moisés Belloch.

De esta forma, los miembros del operativo de rescate podrán comprobar las zonas registradas por los perros y las que quedan por cubrir, además de otros parámetros como la trayectoria seguida por el equipo canino, la velocidad y dirección del viento y la orografía del terreno.

El osmógrafo servirá de "gran ayuda a los equipos de rescate a la hora de acometer los diferentes servicios", según Belloch, por lo que "se podrá realizar un trabajo mucho más exhaustivo con un menor esfuerzo, ganando tiempo en pro de las víctimas sepultadas o extraviadas a la par que seguridad en el trabajo realizado".

La empresa GMV y los responsables de Intervención, Ayuda y Emergencias están trabajando en la consecución de este sistema, que se halla en fase de desarrollo, y ambas entidades han suscrito un acuerdo de colaboración que regula su participación en el proyecto.

La fase de pruebas y posteriores ajustes del prototipo tendrá lugar en el campo de formación y prácticas que esta ONG posee en Algemesí.