El contrato, que mantendrá a Alcatel-Lucent como primer proveedor de Verizon, permitirá al operador aumentar la cobertura y la capacidad de su red móvil de acceso de banda ancha para la introducción de nuevos servicios como la voz mediante el protocolo internet (IP), señalaron las dos empresas en un comunicado conjunto.

El despliegue de la infraestructura de la tecnología del grupo franco-estadounidense atenderá las exigencias de Verizon para permitir la inter-operatividad y una mejora de la red CDMA2000 1X existente.

Esa extensión se llevará a cabo mediante actualizaciones de los programas informáticos y Alcatel-Lucent ofrecerá un dispositivo que cubrirá la totalidad de la oferta del operador estadounidense para permitir a Verizon emigrar hacia una red íntegramente en IP.

Eso significa que los conmutadores de paquetes que ya están en funcionamiento se modernizarán para permitir la transferencia inter-celular IP y el funcionamiento sin decodificador.

Verizon utilizará una amplia gama de productos de transmisión óptica y de radio de Alcatel-Lucent, que también se encargará de los servicios de apoyo de la red, desde la integración e instalación hasta el mantenimiento y la reparación.

El director de tecnología y vicepresidente ejecutivo de Verizon Wireless, Dick Lynch, destacó que su compañía "pone a la disposición de sus clientes una red móvil de la mayor calidad y la más moderna de Estados Unidos".

"La inversión de 6.000 millones de dólares que anunciamos hoy es una señal fuerte que marca nuestra voluntad de diferenciarnos de nuestros clientes en el mercado", añadió Lynch.

Por su parte, el responsable de Alcatel-Lucent en Norteamérica, Cindy Christy, manifestó su "orgullo por la confianza de Verizon Wireless en nuestras capacidades y en nuestra amplia y completa oferta de productos, de soluciones y de servicios".