En un desayuno informativo, organizado por el Foro Nueva Economía, Jarraud explicó que se pueden incrementar las precipitaciones entre un 8 y un 10 por ciento mediante el envío a la atmósfera de partículas de yoduro de plata, aunque insistió en que en la actualidad se trata de una técnica muy cara, por lo que "no es fácil juzgar el beneficio económico".

El responsable de la OMM, que agrupa a más de 180 países de todo el mundo, elogió las acciones de España en la lucha contra el cambio climático y aseguró que es uno de los países líderes de la Unión Europea en esta materia.

En su intervención y en el posterior coloquio Jarraud subrayó que el consenso es "abrumador" en cuanto al cambio climático, aunque existen diferencias sobre las medidas a adoptar por parte de los diferentes países.

Se mostró optimista porque "la pelota se está moviendo", si bien lamentó que sea "muy lentamente" e hizo un llamamiento porque "no debemos pararnos".

Jarraud reconoció que a lo largo de la historia ha habido cambios climáticos pero la diferencia es que el actual se va a producir en un periodo muy corto de tiempo (algo más de cien años), lo que dificulta la adaptación de las diferentes especies animales y vegetales, y también de los hombres.

Incidió en que el ser humano, que con sus acciones está contribuyendo de manera decisiva al calentamiento global, tiene una "enorme" responsabilidad ante las futuras generaciones.