La dieta perfecta es asiática, pero Galicia tiene la mejor materia prima alimenticia para aplicarla. El pensador chino Confucio recomendaba comer hasta estar lleno al 80%. De esta forma, contaba, las personas vivirían más años. La dieta se perfiló y mejoró con el paso del tiempo y llegó para quedarse a Japón, concretamente a Okinawa, el único lugar del mundo con un régimen calórico autoimpuesto. Allí el mantra «Hara hachi bu», que se repite antes de cada comida. La isla es el lugar del planeta con una esperanza de vida más alta y con mayor número de ancianos de buena salud que supera los cien años, el índice de masa corporal (IMC) de sus mayores oscila entre el 18 y el 22.

Se debe comer pescado fresco tres veces por semana Pexels

El régimen se aplica desde principios del S.XXI y sus resultados revierten en los análisis médicos de la poblaciónse han reducido los ataques al corazón, los diagnósticos de cáncer y el colesterol de los pacientes ha caído de forma considerable. Los insólitos datos que vertía la región arrastraron a los científicos a elaborar estudios en la isla y corroboraron empíricamente el éxito de este modo de vida, por eso se ha convertido en una tendencia mundial cuyas directrices se adaptan a las condiciones de los diferentes países donde se lleva a cabo.

Una de las máximas de la dieta japonesa es que los alimentos deben ser frescos, naturales y locales. De esta manera serán más saludables y se evitarán los conservantes y otros agentes externos poco saludables. Combinar la nutrición con una rutina eficaz de ejercicios que cualquier persona pueda aplicar en su día a día para mantenerse en forma independientemente de cuál sea su estilo de vida es la forma más eficiente y rápida a la hora de obtener resultados.

Pexels La ingesta de carne debe ser menor que la de pescado

Te puede interesar:

No se trata de una dieta sino de una disciplina, por lo tanto debe hacerse paulatinamente para que el cuerpo lo acepte bien y el cambio de hábitos no resulte traumático. Es un estilo de vida alimenticio que se basa en reducir las porciones que comes mientras se aumenta el consumo de pescado y se disminuyen o sustituye la ingesta de carnes rojas.

En Japón el consumo de pescado es muy superior al de carne, por eso se aconseja que poco a poco éste ocupe el lugar de la carne en la dieta, en el caso de Galicia, la materia prima es de calidad suprema y resulta muy factible aplicarla, en especial en las ciudades y localidades costeras, como es el caso de Vigo. Se recomienda ingerir pescado unas tres veces por semana, preferiblemente crudo o, si es cocinado, siempre horneado o a la plancha». Con la carne, que en el interior de la Comnidad Autónoma también goza de calidad extrema explica, se aplica la misma norma. En el caso de cocinarla debe hacerse con «poco aceite y de origen vegetal».