11 de octubre de 2019
11.10.2019
ÚLTIMA HORA
La exhumación de Franco del Valle de los Caídos será este jueves

Ocho ejercicios que todos deberíamos hacer antes de levantarnos de la cama

Realizar esta rutina de estiramientos nos ayudará a activarnos y a afrontar el día con mucha más vitalidad

11.10.2019 | 10:09
Ocho ejercicios que todos deberíamos hacer antes de levantarnos de la cama

Con el paso de los años se va perdiendo masa muscular y nos volvemos más rígidos, lo que disminuye nuestra capacidad para activarnos y movernos. Esta rigidez es especialmente perceptible por la mañana, nada más despertarnos. Aunque el mejor despertar es el que se produce de forma natural, en la sociedad actual de las prisas es habitual que nos despertemos de forma brusca.

En esos momentos matutinos, realizar unos estiramientos antes de levantarnos de la cama es una buena manera de empezar el día, ya que nos ayudará a recargar de energía nuestro cuerpo y además evitará que suframos problemas musculares y lesiones. Con estos ejercicios, además, lograremos activar nuestro organismo para afrontar con mucha más vitalidad la jornada.

Fernando Ramos, presidente de la Asociación Española de Fisioterapeutas, destaca que la importancia de estos ejercicios se debe a que generan una tensión que actúa sobre diferentes estructuras, con "importantes beneficios" sobre la movilidad y analítica de nuestras articulaciones. Así, señala que "puede contribuir a prevenir la aparición de dolores relacionados con la inactividad o con el mantenimiento prolongado de determinadas posturas".

En estas líneas te detallamos ocho ejercicios que los expertos recomiendan realizar a primera hora del día, incluso antes de levantarnos de la cama. Se trata de una sencilla rutina de estiramientos que podemos realizar en pocos minutos.

Antes de realizarlos, no obstante, ten en cuenta el consejo del presidente de la Asociación Española de Fisioterapeutas: para realizar correctamente un estiramiento debemos generar tensión pero no dolor. "El tiempo de mantenimiento debe ser superior a 30 segundos para generar cambios en el tejido y estimular de forma adecuada al sistema nervioso", añade. Recuerda, no obstante, realizar estos ejercicios con movimientos suaves, ya que a esas horas del día nuestro cuerpo todavía se está desperezando.

Estiramiento de cuello

Al levantarnos es frecuente sentir el cuello agarrotado. Para activarlo y evitar dolores, estira bien inclinando el cuello hacia ambos lados y hacia delante y atrás.

Shutterstock

Estiramiento lateral

Siéntate con las piernas cruzadas, entrelaza los dedos de las manos y extiende los brazos por encima de la cabeza. Estira hacia la izquierda y luego hacia la derecha.

Shutterstock

Estiramientos de espalda

Para evitar contracturas, lesiones y sobrecargas, estira bien la espalda. La espalda es una de las partes del cuerpo más delicadas. Por ello, si no la estiramos como es debido, será más sencillo que nos salgan contracturas o que se nos sobrecargue. Es necesario liberar toda la tensión que se acumula en la espalda y así gozaremos de unos músculos sanos. Pon las manos en tu cuello, rota tu espalda hacia la derecha y aguanta 30 segundos. Luego, hacia la izquierda.

Shutterstock

Estira los brazos

Debes estirarlos bien. Para ello, coge con la mano derecha el codo del brazo izquierdo y estíralo. A continuación haz lo mismo con el otro codo.

Shutterstock

Balanceo lateral inclinado

Sin levantar el culo de la cama, estira tus brazos hacia delante. Apoyando el peso sobre los antebrazos, inclina tu cuerpo hacia la izquierda y aguanta 30 segundos. A continuación, repite el movimiento hacia la izquierda.

Shutterstock

Estiramiento de cuerpo entero

Túmbate boca arriba en la cama y estira los brazos hacia atrás y estira los dedos de los pies tanto como te sea posible y sin doblar las rodillas.

Shutterstock

Estiramiento de la cadera

Túmbate en la cama boca arriba, flexiona las piernas y levanta la cintura, de manera que tu cuerpo dibuje un puente. La cabeza la debes mantener apoyada encima del colchón.
.

Shutterstock

Estiramiento de piernas

Túmbate en la cama boca arriba, agarra ambas piernas y acércalas a tu pecho de forma suave. También puedes hacer este ejercicio doblando las las rodillas hasta conseguir que toquen tu pecho, manteniendo la espalda pegada al colchón.

Shutterstock
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook