Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad

Esperas de 93 días para someterse a una operación

Los tiempos varían en cada Comunidad Autónoma desde los 47 días de media en La Rioja y Madrid hasta los 147 en Canarias

La espera media para entrar a quirófano es de 93 días.

La espera media para entrar a quirófano es de 93 días. Shutterstock

El goteo de sentencias contra la sanidad pública y privada es constante. Hace unos días, la Audiencia Provincial de Madrid resolvía indemnizar con 850.000 euros a una paciente murciana por un retraso diagnóstico que la ha dejado ciega. A finales del mes de mayo, un Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Málaga condenó al Servicio Andaluz de Salud a indemnizar a los padres de un menor con 110.000 euros por el fallecimiento de su hijo al no realizarle a tiempo un trasplante de médula. Ese mismo mes, se emitía otra condena de 1.700.000 euros a la aseguradora Servicio Murciano de Salud por retraso en el diagnóstico de un tumor medular benigno de un joven que ha quedado en silla de ruedas de por vida.

Los datos constatan un empeoramiento en la cobertura del servicio sanitario. En el año 2002, el número de pacientes en lista de espera quirúrgica se situaba en 9,8 por cada mil habitantes, tasa que ha ido aumentado hasta alcanzar los 12,7 por cada mil habitantes en 2017, según desvela el estudio Crisis Económica y Salud en España del Ministerio de Sanidad.

584.018 personas se encuentran en lista de espera quirúrgica en España, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad. Para someterse a una cirugía en la sanidad pública española hay que esperar una media de 93 días, un periodo que se incrementa en las especialidades de neurocirugía (145 días), cirugía plástica (138), traumatología (111), o pediatría y angiología-cirugía vascular (ambas con 103 días). Y dentro de cada especialidad también se establecen prioridades. Para una artroscopia, por ejemplo, el periodo de espera es de 102 días; para eliminar unas varices, 90 días, y para unas cataratas, 62 días de media.

Copy: Cesáreas

Infogram

Las comunidades con mayor tiempo de espera son Canarias (147 días), Castilla-La Mancha (137 días) y Cataluña (132 días). Y el ranking de las que hacen esperar menos a los pacientes que están pendientes de una intervención está encabezado por La Rioja y Madrid (ambas con 47 días), seguidas del País Vasco (48 días), sin contar con la ciudad autónoma de Melilla, donde el tiempo de espera es de 24 días, si bien no disponen de todas las especialidades.

Lo cierto es que las diferencias de acceso a la sanidad gratuita universal siguen siendo muy visibles en función del municipio en el que vivas. "Para paliar estas desigualdades, marcadas por la legislación de las distintas Comunidades Autónomas -que ostentan las competencias territoriales en materia de Sanidad, en las que intervienen también los recursos y la gestión individual de cada centro, debería ponerse un poco de orden y establecer unas directrices comunes a nivel de todo el Estado para que haya una verdadera igualdad", indica el doctor Eduardo García-Granero, presidente de la Asociación Española de Cirujanos (AEC). Este experto reconoce una creciente dificultad para agilizar las listas de espera quirúrgica por "un incremento importante de la población geriátrica y la aparición cada vez más de más pacientes neoplásicos por tumores, que priorizan mucha intervención".

Operaciones

Infogram

En Andalucía, donde el tiempo de espera es de 73 días, la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (SAMFyC), salió al paso para negar la existencia de una excesiva lista de espera quirúrgica. A través de un comunicado, este colectivo explicaba que son múltiples las causas que están provocando un retraso en la atención de consultas hospitalarias. "Un importante número de pacientes que acuden a consultas hospitalarias lo hacen tras ser derivados desde otras consultas o desde las urgencias del hospital. Hay, además, un alto número de citas reservadas para revisiones periódicas. Por último, la falta de médicos provoca un menor número de oferta de consultas a la población y un incremento de la demora". Por tanto, señalan que el problema "debe ser abordado mediante una mejor gestión sanitaria y con un incremento de profesionales de medicina en todos los niveles asistenciales".

"Deberían establecerse unas directrices comunes para que haya igualdad entre comunidades" - Eduardo García-Granero, presidente de AEC

Además, abogan por la puesta en marcha, de forma universal y homogénea, del catálogo de pruebas complementarias de Atención Primaria. "A mayor capacidad diagnóstica de los médicos de los ambulatorios, mayor capacidad resolutiva y menos número de derivaciones al hospital", destacan. Y también apoyan el establecimiento de vías de comunicación "rápidas y accesibles" entre Atención Primaria y Hospitales, "priorizándose la atención hospitalaria según el criterio del médico de familia, quien debe ser empoderado en esta relación para poder guiar a su paciente hacia la consecución de una mejor salud", indican.

Por la protección de los pacientes

Desde la asociación del Defensor del Paciente no cesan en su empeño por dignificar la sanidad pública. Hace unos días, enviaron una petición al presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González, trasladándole "la desesperación" de los pacientes en lista de espera y solicitando "su amparo por los más indefensos". Anteriormente, denunciaron a distintas Comunidades Autónomas ante las Fiscalías, con el objetivo de llamar la atención de los poderes públicos, y el año pasado, solicitaron al Ministerio de Justicia, tipificar como delito las listas de espera en patologías graves. "Las listas de espera son un problema ya enquistado, como una enfermedad crónica que nadie sabe solventar. Estos tiempos de espera son un atentado contra la vida de las personas. Es intolerable que pacientes con patologías oncológicas tengan que aguardar meses y meses para recibir atención o ser intervenidos", advierte Carmen Flores, presidenta de la asociación.

El número de pacientes en espera no ha dejado de aumentar desde 2012.Shutterstock

Además, cuesta muy caro atender tarde. "Una persona que empeora es muchísimo más costosa en medicamentos, visitas al médico, o incluso a nivel social si se queda en el paro y debe cobrar la prestación por desempleo o una incapacidad por minusvalía", subraya.

Un problema que se traslada a la sanidad privada

Ante el problema de las listas de espera, una parte de la población acude a la asistencia privada. 11,5 millones de españoles tiene una póliza de salud privada, un millón más que en 2013. Y según el Catálogo Nacional de Hospitales del Ministerio de Sanidad, en el año 2018, de 799 hospitales existentes en España, el 57 % (451 hospitales) son privados.

"Una persona que empeora es muchísimo más costosa en medicamentos, visitas al médico y prestaciones sociales" - Carmen Flores, Defensor del Paciente

El doctor García-Granero, especializado en Cirugía general y digestiva, comprende que haya quienes marchen a la sanidad privada "porque, naturalmente, el sistema tiene cabida de las dos formas" y "hay muchos y muy buenos profesionales que trabajan en la sanidad privada o en el mundo de las mutuas, pero la verdad es que cuando uno tiene un problema complejo acude a los hospitales públicos porque dan mucha seguridad".

En opinión de este experto, que trabaja en el Hospital Universitario de la Fe, en Valencia, "la cirugía no es solamente el acto quirúrgico, que es importantísimo, sino también la infraestructura del hospital, los medios que tiene de radiodiagnóstico, de radiología intervencionista, endoscopia, de cuidados intensivos... Todo eso hace que muchas veces, las complicaciones y los cuidados de los pacientes eviten mortalidad innecesaria. Hay cirugía compleja que no se puede hacer en un hospital comarcal y hay que acudir a hospitales de referencia, esto es así", afirma.

La especialidad de traumatología es una de las que más lista de espera tienen.Shutterstock

Pero es que además, los privados ya están teniendo lista de espera. "Un hospital privado perteneciente a una compañía de seguros, del que no puedo decir el nombre, ya tiene lista de espera porque están trabajando también con la sanidad pública. Por lo tanto, aunque no en el volumen en el que está la pública, los que pagan un seguro para que sea todo más rápido también están en lista de espera", critica Flores.

En nombre de todos los pacientes, la presidenta de esta plataforma solicita que "no nos digan que no pueden atendernos porque no tienen medios, mientras regalan millones a la privada, dejando a los pacientes sin médicos ni personal suficiente, o sin arreglar los medios para hacerse pruebas, o cerrar 14.000 camas este verano en toda España, sin sustitución de profesionales por vacaciones. Nos encontramos con cientos y cientos de pacientes, esperando, agravándose, mientras muchos centros no se atienden consultas ni se realizan operaciones por las tardes ni los fines de semana".

"El daño que le están haciendo a la sanidad pública, nos lo están haciendo a todos, porque aunque es un sistema sanitario fantástico, por muy bueno que sea, si a una casa maravillosa se le van rompiendo las cosas y no se van arreglando, termina siendo una cochambre", concluye.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats