21 de julio de 2019
21.07.2019

Cómo salir de tapas este verano sin que suba la báscula

Según una encuesta el 75% de los gallegos sale de bares cada semana

21.07.2019 | 13:52
Cómo salir de tapas este verano sin que suba la báscula

Las vacaciones de verano son el momento ideal para salir y disfrutar con familia y amigos. ¿Y qué es lo que más les gusta a los gallegos para celebrar además de una buena fiesta y una verbena? Seguro que salir de tapas aparece entre los favoritos de muchos. De hecho, según una encuesta realizada por Madison Market Research, con la colaboración de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de Alimentación (SEDCA), el 75 % de los gallegos sale de bares todas las semanas. Y no es una rareza de la comunidad. El Informe del Consumo Alimentario en España 2018 del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el gasto en alimentos, bebidas y aperitivos fuera del hogar en España ascendió a 34.539,32 millones de euros, lo que equivale a cerca de 16 millones de consumiciones en hostelería, echando un calculo medio.

Pero estos excesos pueden traer una consecuencia poco deseada: subir de peso. Si bien es cierto que salir esporádicamente y sacar los pies del tiesto con lo que se come y bebe no va a suponer ningún drama si en el día a día se mantienen unos buenos hábitos alimenticios y se practica deporte de manera regular (aquí te contamos que alimento debes suprimir de tu dieta para adelgazar cinco kilos en un mes o cómo convertir tu cena en un potente quemagrasas), no está por demás poner en práctica unos trucos que evitarán engordar en verano.

El primero de nuestros consejos no por evidente es menos útil: ir caminando hasta el restaurante elegido. Jesús Román Martínez, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y presidente del Comité científico de la SEDCA resalta que "es importante mantenerse activo, y el ir caminando a los restaurantes, es una manera de quemar las calorías ingeridas".

A la hora de elegir las tapas el paladar manda, pero dentro de las preferencias de cada uno, los platos a la plancha o al vapor son especialmente recomendables, como también lo son los encurtidos, el jamón o el gazpacho.

La bebida con la que se acompaña esos pinchos también puede ser otro punto en el que podemos restar unas cuantas calorías para evitar engordar en verano. La opción más saludable siempre será el agua. En su defecto -y siempre sin abusar- los refrescos light no son una mala opción, como tampoco lo es la cerveza tradicional.

Para los que no pueden pasar sin el postre, la fruta es una muy buena opción. ¿Qué eso no es un postre? Una brocheta de frutas cubierta de chocolate negro o un smoothie del sabor preferido son una interesante alternativa.

Estos trucos son solo unas pautas que se pueden añadir a una relación sana con la comida que incluya productos frescos y saludables cada día. Esa sí que es la verdadera clave para adelgazar de manera segura y evitar el efecto rebote.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook