09 de septiembre de 2018
09.09.2018

La dieta gallega para adelgazar tras los excesos del verano

La gastronomía patria ofrece productos bajos en calorías y ricos en nutrientes para perder los kilos de más

09.09.2018 | 12:12
Una dieta equilibrada, clave para perder peso.

El verano deja un buen puñado de recuerdos y momentos especiales, pero también suele ocasionar que la báscula suba unos cuantos kilos. Y es que el terraceo, las tapas, las cañitas, los helados, las fiestas gastronómicas o las reuniones en torno a una buena mesa forman parte de las vacaciones y la época estival. Pero llegado septiembre y, con la vuelta al cole,  toca recuperar los buenos hábitos en la alimentación. La gastronomía gallega, aunque goza de platos contundentes y ricos en calorías, también puede ayudar cuando se busca una dieta para bajar de peso después del verano. Saber cómo y qué cocinar del recetario patrio puede ayudar a perder esos kilos de más de forma saludable, equilibrada y, sobre todo, disfrutando de la comida. 

Grelos


Las verduras son unas de las grandes aliadas en una dieta equilibrada y para bajar de peso. Por eso, recurrir a una de las más populares en Galicia siempre es una buena opción. Los grelos tienen un sabor muy intenso, pero bien cocidos y aliñados con su justa medida de aceite de oliva serán un buen acompañamiento para una ración de proteína en la comida o la cena.

Además, 100 gramos de grelos solo tienen unas 22 kcal y son rícas en ácido fólico y vitamina K. El único pero, que en una dieta baja en calorías, tocará prescindir de su gran acompañante, el lacón.

Pulpo


Alto contenido en calcio y proteínas por un bajo contenido en grasas. Estas son las claves que invitan a incluir el pulpo en una dieta hipocalórica. En Galicia, pensar en pulpo lleva inmediatamente a incluir aceite de oliva y cachelos. Aunque se busque bajar de peso no hay que renunciar por completo a las "grasas buenas" como las del aceite o a los hidratos, como los de las patatas, tan solo es importante controlar su proporción.

Además, el pulpo admite otras elaboraciones deliciosas que reducen las calorías del típico pulpo á feira. Algunas de estas ideas son el salpicón de pulpo o el pulpo a la brasa. Por si solo, 100 gramos de este producto cuentan con 84 kcal.

Mariscos


Los mariscos son otro sello de identidad de la cocina gallega y también bajos en calorías si, por ejemplo, se cocinan a vapor o a la plancha. Además de cigalas, langostinos o centollo, los berberechos o los mejillones son alimentos completos con tan solo 79 y 72 kcal por 100 gramos, respectivamente.

Carme ó caldeiro


La falda de ternera es el ingrediente estrella de este plato típico gallego. Unos 100 gramos de esta pieza de carne tienen aproximadamente unas 155 kcal y el resto de la elaboración no aporta un elevado extra de calorías. Tan solo toca volver a aplicar el sentido común en cualquier dieta para bajar de peso y añadir una cantidad juiciosa de aceite para su aliño, tanto así como una cucharada.

Sardinas a la plancha


Más allá de San Juan, las sardinas a la plancha o cocinadas en las brasas siguen estando deliciosas y siendo muy saludables. Se trata de uno de los pescados azules con mayor cantidad de Omega 3, además de vitaminas B6 y la vitamina D, que fortalece los huesos, la piel y el sistema inmunitario.

Claves para bajar de peso 


Apostar por las dietas milagro no es una buena opción: podrías tener éxito a corto plazo con un mayor efecto rebote y riesgo para tu salud.  Para mantener un peso ideal lo mejor es cambiar de hábitos y combinar una alimenticación variada y equilibrada con una vida activa. Aunque te suene a lo de siempre es lo más efectivo. Y hay además ,multitud de decálogos para ayudarte a afianzar en tu rutina pautas de nutrición y deportivas con las que lograrás bajas de peso. Es la fórmula más eficaz para evitar el temible efecto rebote.

Ni pasar hambre, ni abandonar la vida social para evitar las tentaciones. Pudes asumirlo como un desafío, un estímulo que no solo te permitará bajar de peso sino también disfrutar aún más de tus caprichos y esquivar el llamado efecto rebote. ¿Por qué sucede?

Por salud


Estar en buena forma y en el peso que nos corresponde va mucho mas allá de una cuestión estética. Una lección que probablemente muchos solo aprendan con el paso de los años, cuando el vigor de la juventud empieza a dar paso a los achaques de la edad (dolor de espalda, molestias en las articulaciones, dificultades para los deportes más intensos...). Los expertos lo tienen claro y, entre las consecuencias del sedentarismo o el sobrepeso está la diabetes tipo 2. Más de 43% de españoles la padece y no es consciente de ello. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook