22 de junio de 2018
22.06.2018
null

Torra exige un referéndum de independencia y la libertad de los políticos presos

UECC sustituirá de forma progresiva su flota en Vigo, ahora con una eslora de 170 metros

22.06.2018 | 12:36
Torra no aceptará condenas y lanza un ultimátum al Gobierno.

UECC, la naviera líder en la terminal de Bouzas por volumen de mercancía y principal accionista de Termicar, la empresa operadora que gestiona en la explanada la carga de sus barcos y de otras armadoras como Neptune o Glovis, se prepara para un importante incremento de su actividad en los muelles vigueses. De la envergadura de los cargamentos que espera mover da una idea el hecho de que en menos de un año irá sustituyendo de forma progresiva los barcos que despliega en Vigo, de una eslora media de 170 metros, por colosos de más de 200 metros.

En este caso, la necesidad de disponer de barcos de mayor capacidad se debe más que al movimiento de vehículos nuevos a otra tipología de carga como el hierro, el granito en bruto y sobre todo bobinas de acero que en los últimos dos años ha experimentado un crecimiento formidable en la campa boucense. Hasta el punto de que la demanda expresada a principios de este año por UECC a la Autoridad Portuaria de ampliar el silo de manera que la entreplanta añadida protegiese de la lluvia la carga almacenada inmediatamente debajo se debe a las previsiones que maneja esta naviera para los próximos meses en las que pasará de descarga de las 400 toneladas de bobinas semanales hasta un millar.

Los cambios previstos en la flota que destina UECC (United European Car Carriers) a las rutas que enlazan con Vigo significarán el adiós de dos de los buques habituales en la terminal Ro-Ro, como el Arabian Breeze y su gemelo, el Baltic Breeze, más conocido que su hermano por haber colisionado en abril de 2014 contra el pesquero Mar de Marín provocando su hundimiento al sur de Cíes, una tragedia marítima que se saldó con cinco tripulantes fallecidos. Pero el despliegue de barcos de mayor porte no supone ningún problema para una naviera como la noruega, entre las primeras del mundo en carga Ro-Ro. A sus directivos en España lo que más le preocupa ahora es dónde guardar en Vigo toda esa carga que requiere de espacios cubiertos.

Este fue uno de los asuntos que abordaron ayer por la mañana en la reunión que mantuvieron con el presidente de la Autoridad Portuaria. Los representantes de la naviera insistieron en que los 240 metros que se cubrirán en el silo son insuficientes para guarecer toda la mercancía prevista ya que solo permitiría el estacionamiento de cinco mafis (la plataforma de transporte).

Enrique López Veiga no descarta aumentar el ámbito protegido "aunque inicialmente nos limitaremos a probar con esos 200 metros, y luego si vemos que necesitan cubrir una superficie mayor, nos los plantearemos", explicó. El dirigente portuario está convencido de que una vez Termicar se haga con la nave de Iberconsa, situada junto a la entrada a la terminal Ro-Ro, UECC ya no volverá a insistir en el tema.

Sin embargo, directivos de la operadora viguesa, también presentes en la reunión de ayer en la sede portuaria, no están tan convencidos como el presidente en poder disponer de ese nuevo emplazamiento, al menos a corto plazo. De hecho avisaron que las reticencias de Iberconsa a desprenderse de esta nave está poniendo en riesgo la captación de nuevos tráficos. Para Veiga el desalojo de Iberconsa no tiene marcha atrás. "En diciembre tienen que abandonarla", resaltó contundente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook