La relación entre Victoria Federica y la infanta Elena no está pasando por su mejor momento. Hace apenas un mes, salía a la luz que madre e hija están muy distanciadas. El motivo es que la hermana de Felipe VI está harta de la vida que lleva su hija. Portadas, eventos de moda, entrevistas... Victoria Federica quiere hacerse hueco en el copado mundo de las Influencers, algo que no gusta nada a su madre y al resto de su familia, que siempre han mostrado un perfil bajo, recatado y discreto.

La gota que colmó el vaso fue la decisión de Victoria Federica de abandonar su carrera profesional. La influencer habría abandonado sus estudios en la universidad americana en Madrid, donde llevaba matriculada un año y medio, para enfocarse y crecer en en el mundo de las redes sociales.

Este miércoles la revista 'Lecturas' ha dado más datos sobre el punto en el que se encuentra la relación entre ambas y todo parece que la reconciliación no está nada cerca. De hecho, los últimos movimientos de la joven apuntan a que la situación habría empeorado.

Según la mencionada revista, la influencer de moda ha abandonado la casa familiar para instalarse en el Palacio de la Zarzuela con su abuela, la reina Sofía. Tanta exposición pública y publicidad en el seno de la institución "ha enfrentado en numerosas ocasiones" a madre e hija, apunta la publicación en sus páginas.

Victoria Federica, que acaba de cumplir 22 años, "ha decidido irse a vivir con su abuela al Palacio de la Zarzuela", una decisión que "ya ha comunicado a sus íntimos" y con la que la joven no solo tendrá la libertad e independencia, sino también discreción y todo el personal de servicio a su disposición.