Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Recta final

Depp y Heard: radiografía de un juicio basura y de las lacras sociales que ha revelado

Después de seis semanas acaban el desfile de testigos por el estrado, los interrogatorios cruzados, la presentación de pruebas y las objeciones

Johnny Depp y Amber Heard, en una foto de archivo. REUTERS

Después de seis semanas acaban el desfile de testigos por el estrado, los interrogatorios cruzados, la presentación de pruebas y las objeciones. Quedan aún proceso, discursos enfrentados, expectación y espectáculo. El juicio civil por acusaciones mutuas de difamación entre Johnny Depp y Amber Heard entra en su recta final este viernes, cuando en un tribunal de Fairfax (Virginia) los abogados de los dos intérpretes está previsto que empiecen a presentar sus argumentos finales con los que tratar de convencer al jurado de que incline la balanza del lado de sus respectivos clientes. Se acerca, así, el fin de un juicio que ha tenido unos niveles desorbitados de sordidez y que se ha convertido en un desmedido y problemático fenómeno mediático, cultural y social.

¿Cuál es el origen del caso?

Depp presentó una demanda contra Heard después de que la actriz, a la que conoció en el rodaje de ‘Los diarios del ron’ y con la que estuvo casado 15 meses entre 2015 y 2016, publicara en 2018 un artículo de opinión en ‘The Washington Post’.

Aunque el nombre del actor no aparecía en esa pieza, en cuya redacción participó la Unión Americana de Libertades Civiles, quien fuera protagonista de la saga de ‘Piratas del Caribe’ asegura que dañó su reputación y su carrera y sus abogados lograron que un magistrado aceptara que la demanda por 50 millones de dólares siguiera su curso con base en una ley local de Virginia (donde el ‘Post’ tiene rotativas y un servidor digital) que regula la difamación por “inferencia, implicación o insinuación”.

En concreto, el juez Bruce White aceptó como potencialmente difamatorias tres frases del texto de Heard, que en 2016, antes de la separación y el divorcio, consiguió una orden de alejamiento contra Depp alegando violencia doméstica. "Hablé contra la violencia sexual, y enfrenté la ira de nuestra cultura", "hace dos años me convertí en una figura pública que representa el abuso doméstico y sentí toda la fuerza de la ira de nuestra cultura hacia las mujeres que denuncian" y "tuve la inusual perspectiva de ver, en tiempo real, como las instituciones protegen a hombres acusados de abuso".

El juez eliminó otra frase, por considerarla demasiado "cargada de opinión", en la que Heard hablaba de amenazas de muerte, acoso de fotógrafos, imágenes negativas en tabloides, el juicio en el tribunal de la opinión pública y de cómo quedaron fuera de su control su vida y cómo se la ganaba.

Heard, que también alega haber visto afectada su carrera, respondió con su propia demanda, en su caso por 100 millones de dólares, después de que un abogado de Depp (que no trabaja para el actor en este juicio) le acusara tres veces en declaraciones en prensa de haberse inventado las acusaciones.

El caso civil, que se produce después de que Depp perdiera en 2020 en Reino Unido otra demanda por difamación contra el tabloide ‘The Sun’ y su director por haberle calificado de "maltratador" y viera también rechazada la apelación a esa decisión, llegó al tribunal que preside la jueza Penney Azcarate y en el que un jurado de siete miembros tomará la decisión.

¿Qué detalles de la relación tóxica han quedado expuestos durante el proceso?

A lo largo de las seis semanas que ha durado el juicio han pasado por el estrado los propios Depp y Heard y numerosos testigos convocados por las dos partes e interrogados y contrainterrogados también por ambas defensas: de médicos a psicólogos, de agentes y empleados a directivos de estudios y también celebridades, incluyendo, en conexiones por vídeo, dos personas que mantuvieron relaciones sentimentales con Depp: la actriz Ellen Barkin (que tildó al actor de "celoso y controlador") y, esta misma semana, la modelo Kate Moss, que la defensa de Depp llamó para desarticular un rumor, alegado por la propia Heard, de que una vez el actor la empujó por unas escaleras.

Muchas de esas declaraciones han contribuido a presentar dos versiones de la realidad pero hay elementos irrefutables. Han quedado expuestas las adicciones a drogas y alcohol de quien fue en la pantalla ‘Eduardo Manostijeras’, aunque él asegura que su exmujer ha exagerado. Y lo que ha transpirado como innegable es la turbulenta y tóxica relación que en buena parte de su tiempo juntos mantuvieron los dos intérpretes, descrita y presentada con todo lujo de detalles.

Se han relatado y revivido con vídeos, grabaciones y testimonios episodios de supuesta violencia física, verbal y emocional, aunque se han dado versiones frecuentemente contradictorias sobre los hechos. Ha ocurrido, por ejemplo, con un sonado incidente en un avión en Australia en el que Depp perdió parte de un dedo. Heard, que ha asegurado que llegó a temer por su vida en la relación, ha relatado dos agresiones sexuales. Depp, por su parte, ha negado en sus dos pasos por el estrado que nunca agrediera a Heard ni a ninguna mujer.

¿Cómo se ha convertido el juicio en un fenómeno mediático?

El juicio ha sido un auténtico bombazo para los medios, y no solo para las cadenas especializadas en procesos judiciales como CourtTV y Law&Crime que lo han estado ofreciendo en vivo y con comentarios y han visto disparadas sus audiencias. En el caso de Law&Crime, los visionados en su aplicación de móvil han subido un 50% y tienen un millón de espectadores por hora.

La semana pasada el portal Axios publicó una estadística según la cual, entre el 4 y el 16 de mayo, el juicio conseguía la mayor interacción en redes sociales por cada artículo publicado en EEUU. Estaba casi 100 por encima del siguiente tema en atención, Elon Musk, y a gran distancia de las que conseguían noticias sobre Joe Biden, el aborto, la guerra de Ucrania, la inflación y el covid-19.

Además de cobertura en publicaciones de la industria cinematográfica o especializadas en famosos como la web TMZ, numerosos medios impresos y otras cadenas generalistas, como CNN, han estado también realizando en sus web directos con lo que iba ocurriendo en cada sesión del juicio. Piezas como las que han analizado la ropa con que los actores acuden al tribunal se podían leer recientemente en ‘The New York Times’ y ‘The Wall Street Journal’. Y también hace poco el programa cómico 'Saturday Night Live' dedicó al proceso un 'sketch', centrado en otro episodio sonado del juicio sobre una supuesta venganza con heces en una cama.

"Es asqueroso ver cómo la gente trata el juicio como si fuera entretenimiento y no un tema serio que está impactando a supervivientes de forma muy seria", le decía a ‘The Cut’ una mujer de 36 años que pasó siete años con un abusador.

¿Cómo se ha vivido el fenómeno en las redes?

El fenómeno más problemático que está acompañando al juicio, en cualquier caso, se ha vivido en las redes sociales, donde se ha sentido con fuerza un abrumador respaldo a Depp y una demonización y ridiculización de Heard, así como incredulidad hacia las denuncias de ella. En TikTok, por ejemplo, la etiqueta #JusticeforJohnnyDepp ha tenido más de 15.000 millones de visualizaciones según datos ofrecidos este miércoles por ‘The Washington Post’, mientras que #JusticeforAmberHeard tenía 51 millones.

La actriz de ‘Aquaman’ se ha convertido en objeto de burlas y parodias. Y aunque no han faltado elementos conflictivos en sus acciones y declaraciones o en revelaciones, como que no donó a la ACLU los 3,5 millones de dólares que prometió de su divorcio, lo que se está haciendo con ella ha llegado a ser tildado de "bullying a una escala industrial". Los creadores de contenidos en YouTube, por ejemplo, fueron girando más y más su contenido hacia los ataques a la actriz cuando detectaron que le gustaba más al algoritmo y a sus usuarios. Y 'Vice News' reveló que 'The Daily Wire', la web conservadora cofundada por el provocador Ben Shapiro, gastó miles de dólares para promocionar en Facebook e Instagram contenido contra Heard.

Es algo que preocupa a especialistas como la profesora de Stanford Michele Dauber, que estudia violencia de género y en unas declaraciones a ‘The New York Times’ se declaraba "enervada" por ver como está habiendo "cierto deleite en verla ser humillada".

Shanita Brown, profesora en la Universidad de East Carolina y asesora, alertaba también en 'Buzzfeed' sobre los vídeos en redes sociales y TikTok. "La gente no entiende las sutilezas de la violencia doméstica y el control coercitivo", decía, y avisaba de que "la generación más joven mirará los vídeos y se formará su propia opinión de qué es o qué no es la violencia doméstica".

En la misma publicación Maureen Curtis, vicepresidenta de justicia penal en Safe Horizon, un grupo que ayuda a víctimas, lamentaba que los vídeos estén haciendo una broma de la violencia de género. "Hay gente que muere por la violencia en el hogar", recordaba. "Cualquier tipo de broma sobre esto es terrible. Lo que dice a supervivientes es que nadie te toma en serio".

¿Es una reacción al #MeToo?

Son muchas voces las que ven en lo que está pasando con la actriz y con el seguimiento y el trato del juicio una reacción al #MeToo. Nacido con la revelación de escándalos de abusos por figuras destacadas, el movimiento abrió una ola de denuncias públicas, en la que no faltó quien vio excesos e injusticias. Entonces cobró fuerza una frase: "Creed a todas las mujeres". Ahora, en cambio, la actriz es objeto de chanzas y el cómico Chris Rock le ha añadido una coletilla a esa frase: "Creed a todas las mujeres.... Salvo a Amber Heard".

Cuando el jurado decida y la jueza dicte sentencia el caso habrá acabado para Depp y Heard. Uno de los dos, en principio, habrá ganado, pero puede ser que todo el mundo haya perdido.

Su caso no será, además, el último. De momento Marilyn Manson (uno de los amigos de Depp, cuyo nombre ha salido en varias ocasiones en el juicio) ya ha presentado su propia demanda de difamación contra Evan Rachel Wood, la actriz que fue su pareja y que es una de las mujeres que ha acusado al músico de violencia sexual.

Compartir el artículo

stats