Tamara Gorro no atraviesa su mejor momento. La influencer está haciendo frente a una severa depresión y a un trastorno de ansiedad generalizado que nunca ha dudado en ocultar. Es más, quiere hacer participes a sus seguidores mostrando la realidad que sufren millones de personas en todo el mundo por culpa de enfermedades relacionadas con la salud mental.

La ex tranista de 'Mujeres y Hombres' está dando una auténtica lección de fuerza a través de sus redes sociales y así ha querido hacerlo ver la periodista Anne Igartiburu. Hace unos días realizaron juntas un directo de Instagram en el que ambas charlaron sobre las enfermedades mentales y en el que Tamara Gorro se sincero como nunca.

La influencer habló de uno de sus peores momentos durante la enfermedad y confesó que hasta llegó a pensar en quitarse la vida. Se encontraba tan mal que, para ella, la única salida era quitarse de en medio. Ahora reconoce que fue un error pensar en aquello. "Llegó un momento en que dije, ¿qué hago aquí? Me voy." "Fui muy cobarde. Nunca me lo podré perdonar y mis hijos tampoco deberían perdonármelo nunca" asegura.

Tamara no fue capaz de verlo pero, ahora que ha pasado el tiempo y puede ver las cosas con algo más de perspectiva se da cuenta de que más que hacerse daño a sí misma, se lo estaba haciendo a sus hijos. "En realidad les estaba quitando la vida a ellos. Porque yo soy la vida de mis hijos."

Te puede interesar:

Gracias a su libro y al trabajo que hace en las redes sociales, Tamara está descubriendo momentos muy complicados de su vida con los que busca ayudar a todos aquellos que se encuentren pasando por una situación similar a la suya y en esta ocasión no podía ser menos.

Aprovechando el altavoz del directo de Instagram quiso hacer un alegato para defender la importancia de invertir en salud mental en la sanidad pública. Ella reconoce que es una afortunada por poder permitirse acudir a especialistas privados. Pero es consciente de que no todo el mundo puede y por ello es necesario que se den más recuerdos en la sanidad pública.