Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pronto nacerá un vigués o una viguesa de sangre azul

La instagramer de Vigo Lucía Barcena, casada con el heredero de la princesa alemana Cristina de Hohenlohe, anuncia su embarazo desde la playa de O Vao

Lucía y Marco anunciaron su próxima paternidad la víspera de fin de año con unas fotos desde O Vao que la influencer compartió con sus seguidores de Instagram.

En unos meses, nacerá un niño o niña por cuyas venas correrá sangre viguesa y real a partes iguales. Se trata del hijo o hija que dará a luz la 'it girl' de Vigo Lucía Bárcena, fruto de su relación con Marco Juncadella Hohenlohe, con el que contrajo matrimonio en julio de 2021, en el Pazo de Oca, de A Estrada (Pontevedra).

La pareja quiso compartir la feliz noticia con los casi 400 mil seguidores que la viguesa tiene en Instagram. Y lo hizo a través de unas fotos en blanco y negro en las que posa en la orilla de la playa de O Vao, en Vigo, junto a su marido. Las instantáneas, que también compartió en sus 'stories', muestra la inicipiente barriga de Lucía, con la que el padre de la futura criatura se solidariza con un guiño simpático, al dejarse ver con una panza postiza en una de las fotos.

Secuencia de imágenes que compartió la feliz pareja desde la orilla de O Vao anunciando su futura paternidad. Instagram @luciabarcena

El texto bajo las instantáneas para las que posó con un vestido ajustado de canalé, que descubre claramente el avanzado estado de gestación en el que se encuentra la viguesa, reza lo siguiente: "Hay una cosa que te quiero decir... xktsbaby en camino!", publicación que subió a redes el pasado 30 de diciembre.

De momento, los dichosos y encantados papás no saben o no quieren compartir el sexo de su bebé al que llaman "Xkts", así que habrá que esperar para saber si será un príncipe o una princesa. Tampoco dónde nacerá, aunque parece que Vigo tiene muchas papeletas para ser la primera ciudad que vea el pequeño aristócrata cuando llegue al mundo. De momento, Lucía y su marido pasaron las navidades en la ciudad olívica, y antes de ayer mismo (el domingo 9 de enero), ella compartió un momento de descanso en su casa viguesa con el perro de la familia, posado en su barriga.

Sus padres están siendo, sin duda, un importante apoyo para Lucía durante su primer embarazo, que de momento pasa en Vigo. De hecho, el futuro bebé ya conoce la temperatura de las aguas de su ría, después del baño que se dio su mamá, junto a Marco y a los futuros abuelos, para recibir al año 2022.

Lucía, Marco y los padres de la viguesa empezaron el año, dándose un chapuzón en las aguas de O Vao. Instagram @luciabarcena

Un vídeo de sus 'stories', que guarda en una carpeta especial donde pretende archivar sus momentos más especiales de estos nueve meses, recoge el instante en el que los cuatro corren hacia la orilla de O Vao, en cuyas aguas se metieron sin pensarlo, para darse un chapuzón, el pasado 1 de enero.

Algunas de las 'stories' que Lucía Bárcena guarda en una carpeta especial de momentos de su embarazo. Instagram @luciabarcena

Dinastía principesca alemana

La sangre real de Marco Juncadella Hohenlohe se la aporta su madre la princesa Cristina Hohenlohe-Langenburg de la Cuadra (Christine Eugenie de Hohenlohe-Langenburg') de la Casa Hohenlohe, nombre de una dinastía principesca alemana descendiente de una noble familia francona que disponía de inmediación imperial perteneciente a a la alta nobleza alemana.

Fue en 1153 cuando el hijo del Señor de Weikersheim, Conrado, se autodenominó a sí mismo poseedor del Castillo de Hohlach (Hohenloch o Hohenlohe) cerca de Uffenheim, y la influencia de la dinastía pronto fue perceptible entre los valles francones de los ríos Kocher, Jagst y Tauber, una región que iba a ser llamada Meseta de Hohenlohe.

Ese es el origen de esta dinastía a los que les fueron concedidos los títulos de condes, en el siglo XV, y de Príncipes, en el XVIII, cuando ya la estirpe había derivado en diferentes ramificaciones. Concretamente fue en 1772, cuando el emperador del Sacro Imperio elevó las posesiones de las líneas de Neuenstein y Langenburg (ésta, ligada al marido de Lucía Barcena) al estatus de Principado Imperial.

En 1825 la Asamblea de la Confederación Germánica reconoció el predicado de Alteza Serenísima (Durchlaucht) para los jefes de las líneas de Hohenlohe, que hoy en día ostenta Victoria Elisabeth de Hohenlohe-Langenburg, hija del príncipe Marco de Hohenlohe-Langenburg y Medina, el que también fuera jefe de la casa Medinacelli, fallecido en 2016, y hermano del abuelo de Marco Juncandella, el principe Christian de Hohenlohe-Langenburg.

Cuatro de los seis hijos que tuvo Maximiliano Hohenlohe; Christian, el abuelo de Marco Juncadella, aprece primero por la izquierda.

Cuatro de los seis hijos que tuvo Maximiliano Hohenlohe; Christian, el abuelo de Marco Juncadella, aprece primero por la izquierda.

Marco y Christian eran dos de los seis hijos que tuvo Maximiliano Eugenio Hohenlohe-Langenburg, el bisabuelo del marido de Lucía. Pero el más conocido en España fue sin duda Alfonso de Hohenlohe (Madrid, 28 de mayo de 1924 - Marbella, 21 de diciembre de 2003), tío abuelo de Marco Juncadella, y el que convirtió un pequeño pueblo malagueño en el refugio de toda la gente guapa, rica y famosa. Así nacía en Marbella la jet-set, y Alfonso de Hohenlohe fue reconocido por los propios alemanes como una de las personas que mejor había vivido de Europa.

Su padre contrajo matrimonio en octubre de 1921 con la aristócrata española Piedad Iturbe (1892-1990). La boda se celebró en la iglesia del Real Monasterio de la Encarnación de Madrid y la pareja fue apadrinada por los monarcas españoles Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

El príncipe Christian Hohenlohe-Langenburg, el cuarto vástago de Maximiliano y Piedad, se casó con Carmen De La Cuadra y de Medina, y tuvieron cuatro hijos, un hombre y tres mujeres. La menor fue Cristina, madre de Marco Juncadella y suegra de Lucía Bárcena.

Cristina Eugenia, princesa de Hohenlohe-Langenburg, fue madrina de su hijo Marco cuando contrajo matrimonio en julio con Lucía Bárcena. Bernabé/ Javier Lalín

Aunque el título de príncipe o princesa con tratamiento de Alteza Serenísima recae en este caso en la también duquesa de Medinacelli, Victoria de Hohenlohe, (con 44 títulos nobiliarios reconocidos en España, es la noble más titulada del mundo, además de ser 10 veces Grande de España), esa aristocrática denominación principesca afecta a todos los miembros de la casa Hohenlohe, así que Marco lo heredará de su madre, la princesa Cristina, y el hijo o hija que éste tenga con la viguesa Lucía Bárcena también lo llevará algún día.

Compartir el artículo

stats