El famoso ‘youtuber’ noruego Tor Eckhoff, de 57 años, murió tras caer a un lago congelado mientras grababa uno de sus vídeos en la presa de Jakobs, en Kongsberg, en su país de origen. Conocido como ‘Apetor’, Eckhoff se dirigió a un lado congelado con la intención de grabar uno de sus típicos vídeos que se convertían en virales realizando cualquier tipo de actividad extrema.

Según explican los medios, mientras Eckhoff grababa el vídeo el hielo se rompió, lo que provocó que este cayera dentro del lago congelado. Un testigo que estaba cerca escuchó los gritos del youtuber y pidió ayuda a los servicios de emergencia. Cuando llegaron, consiguieron sacar a Apetor todavía con vida y llevarlo hasta un centro hospitalario donde murió poco después. El youtuber llegó a conseguir un millón de seguidores en su cuenta de Youtube y más de 67.000 en Instagram. En estas redes solía publicar contenido extremo, patinando sobre hielo o nadando en agua helada semidesnudo. También se volvió viral por su sentido del humor y porque en muchas ocasiones aparecía en sus vídeos y fotos bebiendo vodka. Su último vídeo se tituló “No estoy muerto, hoy cumplo 57 años”, y lo publicó pocos días antes de su fallecimiento. Este mensaje lo publicaba todos los años.