La familia de la reina Letizia está de enhorabuena desde que el pasado jueves dieran la bienvenida a un nuevo miembro. Telma Ortiz daba a luz a su segunda hija, una buena nueva que, dada su animadversión a la prensa, no ha querido que transcienda y ha guardado con el mayor celo posible de cara a la opinión pública. Pero sus más allegados ya han podido conocer a la pequeña, que nació mediante parto natural en el hospital Puerta de Hierro.

Entre los afortunados que han podido conocer a la hija de Telma se encuentra, como no podía ser de otra manera, Paloma Rocasolano. La madre de doña Letizia abandonaba este domingo el domicilio de su hija mediana tras un primer encuentro con su nueva nieta, la quinta para ella.

La orgullosa y entusiasmada abuela, jubilada del sindicato de enfermería desde el año 2017, se dirigió al centro de Madrid para celebrar este día tan especial con un castizo almuerzo. Paloma no ocultó su asombro al ser preguntada por el feliz acontecimiento y recibir la más sincera enhorabuena por parte de la prensa: "Muy bien, muchas gracias".

Por el momento se desconoce el nombre de la pequeña, primera hija en común con el abogado irlandés Robert Gavin Bonnar. Tampoco se sabe cuándo podrán conocerla sus primas, la infanta Sofía y la princesa Leonor, especialmente ante el inminente traslado de la heredera el UWC Atlantic College de Gales.