El arte alfombrista se globaliza y la muestra es el proyecto que Ponteareas lanzó ayer al mundo. Más de diez mil personas de 260 localidades de una treintena de países se unieron en la elaboración de un tapiz vegetal común para conmemorar el Xacobeo. A la misma hora y ante el mismo diseño, la tradición centenaria del Corpus se fusionó con las nuevas tecnologías para lanzar un mensaje de confraternidad al mundo.

Una participante india. | // ACS

Centenares de coloridas fotografías y vídeos en “streaming” de los cinco continentes inundaron las redes sociales a lo largo de toda una jornada que arrancó con la confección de la alfombra mundial del Xacobeo en Santiago de Compostela. Veinticuatro alfombristas ponteareanos se desplegaron por la Praza da Inmaculada para seguir la instrucciones de Miguel Ángel Laguna, el diseñador del dibujo reproducido a lo largo y ancho del planeta, llegado desde Chinchón. Su iniciativa recibió las felicitaciones del Gobierno a través de la vicepresidenta Nadia Calviño, que visitó la alfombra de 64 metros cuadrados, del arzobispo de Santiago, Julián Barrio; del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; y diversas autoridades.

Un tapiz jacobeo desde Panamá. | // ACS

Una treintena de localidades gallegas reprodujeron la alfombra en sus parroquias. En el área de Vigo, la propia ciudad, Gondomar, Bueu, Cangas, Tui y Redondela.

Una alfombra en Guatemala. | // ACS