Uno de los secundarios más carismáticos de la serie “Friends”, James Michael Tyler, quien durante una década dio vida a Gunther, el camarero rubio de Central Perk, explicó en televisión que tiene cáncer de próstata en fase cuatro. El actor, de 59 años, contó en una entrevista en el programa “Today”, de la NBC, que le diagnosticaron la enfermedad en septiembre de 2018, tras una exploración física rutinaria. La mala noticia es que el cáncer se ha extendido a sus huesos y ya no puede caminar. Actualmente está recibiendo quimioterapia.

Con bastante templanza Tyler explicó al presentador, Craig Melvin, el origen se la enfermedad: “Yo tenía 56 años en ese momento, y me salió un número extraordinariamente alto el PSA, que es un antígeno prostático específico. Así que supe inmediatamente cuando me conecté y vi los resultados de mi análisis de sangre que obviamente había algo que estaba bastante mal”. “Casi de inmediato –añadió–, mi médico me llamó y me dijo: ‘Oye, necesito que vengas mañana porque sospecho que podrías tener un problema grave de próstata’”.

Que los hombres se hagan revisiones

Durante la pandemia no pudo realizarse otra prueba mientras el cáncer seguía avanzando hasta sus huesos, y ahora se encuentra en fase cuatro. “Cáncer en etapa tardía –relató–. así que, ya sabes, probablemente me atrapará”, dijo. El actor aprovechó la oportunidad para instar a los hombres a que se hagan revisiones. “Hay otras opciones disponibles para los hombres si lo detectan antes que a mí”, aseguró.

Tyler, que ahora va en silla de ruedas, se emocionó al hablar de su pareja: “Ha sido mi fuerza absoluta durante todo esto”. Y lamentó no haber hecho las cosas de otra manera: “Habría ido antes [al médico] y, con suerte, lo hubiéramos cogido antes”.

El mítico Gunther, muy popular entre los fanáticos de la serie, apareció durante unos instantes durante el especial de HBO de la reunión de los seis protagonistas de “Friends” presentado por James Corden. Pero él no se sentó en el mítico sofá, sino que hizo una aparición desde el salón de su casa. Fue una decisión suya a conciencia: “No quería que fuera como ‘Ah, y por cierto, Gunther tiene cáncer’”.

“Honestamente, fueron los diez años más memorables de mi vida”, dijo sobre la serie en su conexión a través de Zoom. “No podría haber imaginado una mejor experiencia. Fue un placer trabajar con vosotros”, remachó. Según Tyler, todos sus compañeros en la serie –LeBlanc, Aniston, Perry, Cox, Schwimmer y Kudrow–, conocían su diagnóstico.