Para homenajear a Rocío Jurado en el decimoquinto aniversario de su muerte, la familia Mohedano se ha desplazado a Chipiona para acudir al homenaje que ayer se llevó a cabo. A pesar de que Rocío Carrasco no acudió al evento, se terminó convirtiendo en una de las protagonistas y no solo porque algunas de las personas allí presentes gritara su nombre.

David y Rocío Flores, en el homenaje en Chipiona al que no asistió su madre, Rocío Carrasco Europa Press

 

La expectación del evento después de que concluyera la docuserie ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’, la expectación era máxima y han sido muchos los medios que se han acercado hasta el municipio para cubrir el evento. Los reporteros han preguntado al torero si le hubiera gustado que su hijastra hubiese acudido al evento, a lo que él ha respondido: “Sí, por muchas razonas. Es su madre, la misa para ella, pero bueno”.

Sin embargo, no todo fueron reproches y quiso tender un puente hacia Carrasco: “Yo la sigo queriendo mucho, como si viviera su madre. Le deseo lo mejor, tenga suerte y sea feliz”, ha confesado el diestro a una de las cámaras de ‘Viva la vida’, a pesar de que llevan años sin tener relación.