La baronesa habría vendido a Emiratos Árabes uno de sus cuadros por más de 20 millones de euros. Se trataría de una obra de Monet titulada ‘El puente de Charing Cross’.