La diseñadora y excantante británica reunió a un pequeño grupo de familiares y amigos en la playa para festejar de manera informal su 47º aniversario.