El programa Socialité, de Telecinco, ha desvelado la presunta infidelidad de Iker Casillas hacia Sara CarboneroHace unas semanas se confirmó la ruptura de la pareja después de varios meses de rumores

Pues bien, el programa de Telecinco ahora apunta a que esa ruptura podría haber llegado por la vida extramatrimonial del exfutbolista del Real Madrid y del Porto. En el programa de este sábado se desveló la identidad de una mujer famosa con la que el portero podría haber mantenido relaciones durante su matrimonio, y en más de una ocasión.

Se trata de una mujer, rubia, actriz, presentadora y también colaboradora de televisión: Lara Dibildos. La hija de Laura Valenzuela se habría reunido en su piso con el portero en más de una cita según Socialité. La información añadía que incluso pudieron hacer alguna escapadita, siempre buscando lugares discretos. 

En el edificio de la actriz el romance era un secreto a voces, puesto que Iker se equivocó de piso un día y pese a ir tapado, con gorra, uno de los vecinos (el de la casa vecina a Lara Dibildos), reconoció al campeón del mundo. ¿Retomarán ahora la relación?

Así fue la reacción del exportero

Un auténtico bombazo sobre el que el exmarido de Sara Carbonero prefiere no pronunciarse, dejando en el aire si es cierto que mantuvo un tórrido affaire con la hija de Laura Valenzuela.

Ajeno a estas informaciones, Iker continúa con su día a día y este lunes ha asistido, como director de la Fundación Real Madrid, a un acto celebrado en la estación de metro de Mar de Cristal para fomentar un estilo de vida saludable.

Muy serio, Casillas ha evitado confirmar o desmentir su supuesta relación con Lara Dibildos, que desconocemos cuándo habría tenido lugar pero sobre la que el exfutbolista no quiere ni oír hablar. Así, apresurado, el exportero se ha metido en su coche para evitar nuestras preguntas mientras una espontánea, sin dudarlo, empujaba al reportero para impedir que le preguntase a Iker por su sorprendente affaire con la actriz.

Lara Dibildos, en una imagen promocional

Lara Dibildos, en una imagen promocional

La actriz, esquiva y misteriosa

Tras el silencio de Iker Casillas solo faltaba por conocer la reacción de Lara. Sin embargo, la que nunca ha tenido problemas en responder a las preguntas de la prensa, esta mañana se ha mostrado de lo más esquiva y misteriosa. Eso sí, no ha desmentido el affaire, lo que nos lleva a preguntarnos por qué. ¿'Cuándo el río suena agua lleva', como dice el refrán?

Así, muy apresurada, la actriz ha salido de la casa de su madre en el centro de la capital y, excusándose con que "tengo que ir al cajero" a "sacar dinero" ha evitado confirmar o desmentir su romance con Iker. Visiblemente nerviosa Lara ha respondido con un "me voy corriendo a ensayar" a las preguntas sobre este sorprendente affaire, sin aclarar como siempre ha hecho las informaciones relacionadas con su vida sentimental.

Haciendo gestos con los ojos y con un esquivo "perdóname pero me están esperando", Lara ha huido de las preguntas sobre su romance con Casillas, asegurando que "lo importante es que estamos bien de salud" antes de poner pies en polvorosa y dejarnos con la duda de si este affaire bomba existió o no entre dos de los rostros más conocidos de nuestro país.