La guerra está servida entre María Patiño y Rafael Amargo. El bailaor flamenco está muy molesto con la presentadora de Socialité, que ha intentado entrevistar al protagonista de la noticia en sus momentos más difíciles contra la justicia.

Pero parece que una opinión personal, reforzada por la información que posee la colaboradora de Sálvame, le ha hecho desatar la guerra contra ella y así lo cuenta Rafael Amargo: “Hasta que no la quite de ahí, no paro, por mala persona y sangrienta”. Unas declaraciones muy duras contra María Patiño que no se quedan ahí ya que el bailaor afirma que la única persona que necesita ayuda es ella: “A ella sí que le hace falta que le ayudan, se va a enterar conmigo. Yo intento hacerlo bien, es una sinvergüenza”.

A Rafael Amargo no le gustó cómo actuó el programa con él cuando quisieron entrevistarle y asegura: “No estaba ni en el programa y fue contándoles que me hirieran. Por eso yo me fui y no hablé. Si ven que yo voy a un sitio es porque tengo la intención de hablar. Tú sabes cómo es esto. Es mala esa señora; mala no, es Satanás”.