Fernando Verdasco no ha pasado por su mejor año profesional y eso es algo que difícilmente se olvida. Como bien sabemos, el tenista no pudo participar en Roland Garros por haber dado un falso positivo. Recordemos que la organización prohibió al marido de Ana Boyer participar y esto fue mal visto por él y toda su familia que han estado apoyándole en esos momentos tan duros para él.

A pesar de este bache, Verdasco vive uno de sus mejores momentos personales junto con Ana Boyer. Los dos siguen igual de enamorados que el primer día y forman una familia feliz con el pequeño Miguel, una familia que pronto crecerá ya que están esperando su segundo hijo.

Hace unos días le veíamos volver de Estados Unidos tras haberse sometido a una intervención quirúrgica. Y es que después de años sufriendo un dolor en la rodilla, el tenista decidió ponerle solución y fue intervenido en Los Ángeles para poder volver a jugar sin dolor. Verdasco cumplió ayer 37 años dando un carpetazo a un año profesional del que esperaba mucho más y lo hace sin mirar atrás.