María Teresa Rivero, viuda de José María Ruiz Mateos, de 85 años de edad, fue ayer operada de urgencia en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid a consecuencia de una caída sufrida en su casa de Boadilla del Monte, tras la que sufrió una fractura de cadera.

La que fuera también presidenta del Rayo Vallecano se encuentra ingresada con pronóstico grave, toda vez que, según algunos medios, se le han diagnosticado también problemas respiratorios a consecuencia de un posible contagio por coronavirus.

La empresaria se había instalado en la capital de España, concretamente en la casa de su hija Almudena, tras ser desahuciada de todas sus casas, que están embargadas. Rivero sufrió el 23 de octubre un nuevo revés judicial, cuando el Tribunal Supremo confirmó la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid en el 2018 por la que se le condenaba a siete años de prisión por defraudar a Hacienda un total de 8,4 millones de euros con el IVA y el IRPF durante su etapa al frente del club vallecano.