Hacer comedia de tu propia vida, añadiéndole elementos de ficción para que la audiencia se pregunte qué es realidad y qué no, es una fórmula que le ha funcionado muy bien a Berto Romero en ‘Mira lo que has hecho’, Joel Joan en ‘El crac’ o Jorge Sanz en ‘¿Qué fue de Jorge Sanz?’. Ana Milán sigue su ejemplo en ‘ByAnaMilán’, la serie que llega hoy a la plataforma Atresplayer Premium, que saca punta del día a día de la actriz que interpretó a la oficinista con más mala leche de ‘Camera café’, aderezándolo con momentos inventados.

Seguro que algunas de las secuencias que aparecen en la serie le sonarán a más de uno, ya que están basadas en las divertidas anécdotas personales que Milán (Alicante, 1973) fue desgranando durante el confinamiento en sus directos de Instagram, que se convirtieron en un fenómeno. La exconcursante de ‘Masterchef celebrity’ amenizó muchas tardes de cuarentena explicando sonadas meteduras de pata, desde cómo se equivocó de Isidoro en la agenda de contactos del móvil y le explicó sus problemas ginecológicos a su portero en vez de a su médico hasta cómo telefoneó al teatro madrileño María Guerrero pensando que llamaba a una vieja amiga.

Sentirse mejor

“En la serie hay anécdotas reales y ficcionadas y lo único que pretende es que, cuando acabe el capítulo, te sientas mejor que te sentías cuando empezaste a verlo”, asegura la actriz, que ha estado implicada en todas las áreas de este proyecto tan personal, que le propusieron durante el encierro obligatorio por culpa de la pandemia. La dirección corre a cargo de Rómulo Aguillaume (’No soy como tú’).

Los ocho capítulos de 25 minutos que componen la serie están llenos de altibajos para la protagonista, que inicia el primer episodio a punto de casarse con el amor de su vida y encabezar el reparto de una película para ver cómo, en unas horas, sus proyectos se desmoronan como un castillo de naipes y se queda sin boda, sin rodaje cinematográfico y tambiénsin rumbo.