Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Willow Smith, la nueva princesa ‘cool’

La benjamina de Will Smith y Jada Pinkett ya ha lanzado cuatro discos y es modelo de marcas de lujo | La joven artista es un referente del empoderamiento femenino

Willow Smith, en el ‘Savage Fenty Show’ de Rihanna.

Willow Smith, en el ‘Savage Fenty Show’ de Rihanna.

Que tus padres sean el actor y productor Will Smith y la actriz Jada Pinkett-Smith, y que tu mentor, el dios del rap Jay-Z, te diga con 9 años que eres la misma reencarnación de Michael Jackson, ha sido para la benjamina del clan Smith, una de las familias más influyentes de Hollywood, una bendición pero también un lastre. Willow Smith, que el pasado sábado cumplió 20 años, ha sabido sacudirse el peso de la fama de sus padres y el haber nacido bajo los focos, y se ha labrado una sólida carrera en la música, la actuación y el modelaje. A su corta edad ya se ha caído y se ha levantado varias veces, ha pasado por varias depresiones, y ha renacido como un icono cool del empoderamiento femenino de la generación Z.

El pasado marzo, Willow se dejó rapar la cabeza por su novio, el músico Tyler Cole, dentro de una caja de vídrio durante una performance de 24 horas en el Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles. ‘The Anxiety’ (la ansiedad) era el título de la actuación con la que ponían el foco sobre uno de los problemas que, a su juicio, afecta a los nacidos en la era de la tecnología, pero también el nombre del disco que al día siguiente sacaron al mercado, el cuarto de la bejamina del príncipe de Bel Air, la serie que lanzó al estrellato a su padre en la década de los 90.

Rapadas terapéuticas

No era la primera vez que la joven cortaba de raíz sus rastas, y sus fantasmas. Más de una década antes, había compartido cartel con su padre en ‘Soy leyenda’ (2007), se había convertido en la artista más joven que firmaba con Roc Nation, el sello del marido de Beyoncé, y había colocado ‘Whip my hair’ en el número 11 del Billboard Hot 100 y todo un éxito de Youtube. Demasiado para alguien de 10 años. Tras acabar su primera gira se afeitó la cabeza, y comenzó a autolesionarse. “Era la manera perfecta de rebelarme”, explicó Willow después. Ser una estrella pop “no era la vida” que deseaba.

Pero, como a sus hermanos mayores –Jaden, actor, rapero y modelo, y Trey, también músico y nacido de un matrimonio anterior de Will Smith– los genes le tiraron. “Cuando naces famoso solo tienes dos opciones, abrazar ese mundo e intentar ayudar desde dentro o desaparecer por completo del centro de atención”.

Así llegaron los álbumes ‘Ardipithecus’ (2015), ‘The 1st’ (2018) y ‘Willow’ (2019), donde ha evolucionado del hip-hop al indie pop y el R&B alternativo con gran éxito de crítica y público.

Empoderadora

Además ha sabido aprovechar su voz y su imagen como una herramienta poderosa para inspirar a chicas más jóvenes, las mismas que le envían cientos de hermosos retratos con los que la cantante nutre su cuenta de Instagram. “No todos los días se elige a una niña negra de 15 años con rastas para ser embajadora de Chanel”, reivindicó en The Telegraph, consciente de ser un modelo a seguir para aquellas minorías con escasa representación en los medios.

“No estoy obsesionada con casarme o tener hijos. Las normas de género ponen a las personas en cajas y no les permiten alcanzar su máximo potencial. Pero se está produciendo un cambio y es muy emocionante”, ha dicho en el programa que desde el 2018 copresenta con su madre y su abuela materna, Red Table Talk. El mismo espacio de entrevistas que se emite a través de Facebook con más de 300 millones de visitas y donde también ha explicado que es bisexual y practica el poliamor: “Amo a las mujeres y a los hombres por igual”.

En lo que va de año, Willow ha unido fuerzas con la plataforma de justicia ambiental EcoResolution, ha hecho campaña por el movimiento Black Lives Matter y ha cocreado un álbum sobre salud mental durante la cuarentena, todo mientras ha seguido desarrollando su creatividad como parte del colectivo de moda psicodélica MSFTSrep, en el que también está metido su hermano Jaden.

También se ha comprado una casa en Malibú valorada en tres millones de dólares y ha protagonizado una campaña para Cartier, junto a los actores Rami Malek y Maisie Williams, así como con los músicos Troye Sivan y Jackson Wang. Además, ha sido una de las estrellas del ‘Savage Fenty Show’, el desfile de Rihanna, con la que comparte amistad y mentor.

Compartir el artículo

stats