Estos días se ha estado criticando mucho a Gloria Camila por su nueva faceta como actriz y lo cierto es que a la hija de Rocío Jurado le entra por un oído los comentarios y le salen por otro. Ayer, la que fuera novia de Kiko Jiménez estuvo con su padre para pasar un rato agradable en una cafetería de la Madrid. Y es que sin duda, volvemos a ver cómo el mejor apoyo para la joven en el del diestro.