| Madonna está haciendo ya las maletas para abandonar Lisboa, ciudad a la que se mudó hace tres años entre revuelo y polémicas y de la que ahora se despide. La reina del pop ha recurrido a Instagram para anunciar de forma peculiar su marcha: una videollamada con un perro. "Voy a dejar mi casa de Lisboa, todo es muy emotivo", comenta al canino en el clip, que sirve de confirmación a los rumores que comenzaron a circular en febrero del 2019.

La artista, de 61 años, había sido vista en la playa de Carcavelos, cenando el lunes, y los medios locales sostienen que su marcha definitiva es apenas cuestión de horas, lo que tarde en entregar las llaves de la casa en la que residió la mayor parte del tiempo que pasó en la capital portuguesa, que ha sido poco más de dos años.

La cantante se mudó a Portugal por el fichaje de uno de sus hijos por la cantera del Benfica. La ciudad la enamoró, aunque no han sido pocas las polémicas surgidas a su alrededor, sobre todo por el presunto trato de favor inmobiliario a la diva por parte de las autoridades lusas.