El actor Miguel Ángel Muñoz y la cantante Ana Guerra han roto, según adelantó ayer la revista "Semana" en su edición digital. La pareja ha terminado su relación casi como la empezó, sin hacer ruido y de la forma más discreta posible. De hecho, nunca posaron juntos en público ya que todas las fotos que aparecieron de sus salidas por Madrid y sus alrededores eran imágenes captadas por los paparazzi y cuando coincidieron en alguna presentación lo hicieron por separado y sin afirmar o negar nada sobre su vida privada.

El actor madrileño, que el pasado julio cumplió 37 años, acudió también a varios conciertos de la cantante canaria, de 25 años, pero evitaba hablar con los medios con la mejor de sus sonrisas. El noviazgo, que ha durado unos dos años, finalizó según la publicación hace algún tiempo -después del estado de alarma, no hubo más citas-, aunque no ha trascendido hasta ahora.

Miguel Ángel Muñoz y Ana Guerra se conocieron cuando ambos acudieron, a principos del 2018, al plató del concurso "Pasapalabra", poco después de que la cantante canaria saliera del talent show que la dio a conocer, "Operación triunfo", en el 2017, la edición que ganó Amaya. Lo suyo fue un auténtico flechazo. Ella acababa de terminar una relación de tres años con el también cantante Jadel y no tardaron en citarse para salir juntos.

Confinamiento separado

Al parecer, y según "Semana", las cosas empezaron a enfriarse antes de la crisis motivada por el coronavirus, pero el haber pasado el confinamiento por separado fue la puntilla para el fin definitivo de una relación que ha terminado de manera amistosa. Él ha permanecido todo este tiempo en Madrid, cuidando de su Tata Luisa.

De hecho, en aquellos días duros aún participaban en directos comunes tirando de videollamadas. La cantante explicó durante una intervención una noche en el programa "El Hormiguero" que el encierro lo estaba pasando en la capital, lejos de su familia, que reside en Canarias. El presentador, Pablo Motos, dio por sentado que el confinamiento lo estaría pasando con su pareja, pero ella no dudó en corregirle: "Lo estoy pasando conmigo misma", soltó.

El protagonista de la serie "Presunto culpable", que saltó a la fama en 2004 por su papel en "Un paso adelante", estuvo saliendo en el pasado con las actrices Mónica Cruz, Manuela Vellés, Michelle Calvó y la diseñadora Paula Chacártegui.

Muñoz está volcado ahora en el que será su debut como director de un documental titulado "100 días con la Tata", a partir de su experiencia compartiendo tres meses con su querida Luisa Cantero, la hermana de su bisabuela, la mujer que lo cuidó cuando era niño en ausencia de sus padres y a la que presentó durante su exitoso paso por "Masterchef celebrity."

En palabras del actor, "haber pasado todo el confinamiento con la Tata ha sido una experiencia única, nueva para ambos y al mismo tiempo dura por la situación que vivimos a nivel mundial. En este documental revelo un proceso personal muy íntimo que creo que a la vez es común a todos: la dificultad y el miedo a la separación definitiva". Por su parte, Ana Guerra ha colgado en su Instagram un vídeo en el que, junto a su compañero en OT Ricky Merino, parodian con dudoso gusto un conocido anuncio de Dolce&Gabbana.