Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El lado oscuro de la fama

'Los niños de Hollywood' revela lo que es crecer ante las cámaras a través de entrevistas íntimas

"Cada año, más de 20.000 niños se presentan a pruebas para papeles en Hollywood. El 95% de ellos no logran un solo trabajo", se lee al inicio del documental 'Los niños de Hollywood', recién estrenado por HBO España. "Y el 5% que lo consigue, habría deseado no hacerlo", pudo ser la siguiente frase.

Dirige el filme Alex Winter, él mismo un hijo del espectáculo. Durante la infancia pisó los escenarios de Broadway, donde, según ha contado, fue víctima del abuso sexual de un hombre ya fallecido. Trabajar con Keanu Reeves en 'Las alucinantes aventuras de Bill y Ted', película que le lanzó momentáneamente a la fama, le ayudó a salir del trauma. Más ocupado hace tiempo tras la cámara, Winter prefiere no acaparar los focos y cederlos a otros actores que empezaron su carrera de niños.

Obtuvo verdadera fama en el 2011 con su papel en la serie 'Jessie' de Disney Channel, que le ocupó hasta el 2015. Aprendió mucho, pero vio que sabía muy poco de la realidad. Y paró para preguntarse: "¿Qué es lo que necesito hacer para prepararme para el mundo real? Porque no estaba viviendo en él". Cuando falleció en julio del 2019, por un ataque grave de epilepsia, había empezado a aceptar papeles en proyectos adultos como la serie 'La señora Fletcher'.

En 'Los niños de Hollywood' puede verse una de sus admirables pruebas para 'E.T. el extraterrestre'. En el colegio, Thomas recibió apodos como E.T. y Hollywood. Para la propia industria fue durante mucho tiempo el niño de E.T., y cuando dejó de serlo, empezó a recibir patadas automáticas en muchas pruebas.

Nacida en Kiev de madre actriz, Milla Jovovich tardó un tiempo en verse capacitada realmente para ser actriz. Las reseñas de 'Regreso al lago azul' fueron malas hasta el punto de quitarle de la cabeza su interés por ser actriz. "Pensaba que había tenido un mal comienzo en esta industria, pero sabía que quería ser artista. Sabía que tenía una voz y que tenía algo que decir". Probó suerte, sin tener mucha, en la música, pero fue salvada por su papel de la misteriosa Leeloo en 'El quinto elemento'.

A los 14 años protagonizó la controvertida 'Thirteen', en la que hacía cosas que aún no había hecho en la realidad. Pero le molestaban menos los rodajes que las sesiones de fotos: las revistas se empeñaban en feminizar y sexualizar a una joven, en definición propia, "marimacho". Ahora, Wood mantiene alejado de los focos al hijo que tuvo con Jamie Bell, antiguo prota de 'Billy Elliot'.

Tras lograr su papel estelar en Señora Doubtfire, papá de por vida, la pequeña Wilson vio cambiar su vida raudamente, y todo se aceleró más aún tras Milagro en la ciudad y, sobre todo, Matilda. De pequeña no llevó bien las excesivas atenciones, pero su pubertad fue todavía peor: tuvo que aguantar que la gente la llamara fea en las redes. Desapareció de la interpretación por sentirse "demasiado vulnerable". Ahora no anda corta de atenciones (más de medio millón de seguidores en Twitter), pero menos por sus logros infantiles que por su ingenio actual.

Aparece en el documental por su condición de madre de niños estrella, Jaden y Willow Smith, y lamenta "la cantidad de presión que sufren las jóvenes estrellas de tener todo bajo control y que no se les permita? ser joven". Y, con el espíritu confesional como en su programa de Facebook 'Red table talk', admite parte de culpa. "Dinero, fama, glamur? Hay gente que puede perder un poco la cabeza con eso. Incluso a Will [Smith, su marido] y a mí nos ha pasado".

Compartir el artículo

stats