05 de febrero de 2020
05.02.2020

Ángeles en el infierno

Modelos que desfilaron para Victoria's Secret denuncian acoso sexual por parte de directivos de la firma, que atraviesa uno de sus peores momentos

05.02.2020 | 01:27
Modelos, durante un desfile. // Reuters

Durante muchos años Victoria's Secret fue una de las marcas de lencería más deseadas por las mujeres y reconocidas del mercado, deseando las modelos de todo el mundo subirse sobre la pasarela de su mediático desfile, el cual cada año era seguido por millones de espectadores. Sin embargo, la marca no se encuentra en su mejor momento y tras la cancelación de su desfile y la polémica por fomentar cuerpos extremadamente delgados e irreales, ahora hace frente a una nueva polémica: modelos de la marca denuncian acoso por parte de los directivos de la misma.

El New York Times publicó un reportaje en el que entrevista a más de 30 ejecutivos, empleados y modelos de la marca, tanto actuales como anteriores. Todas apuntan al mismo hombre como el sospechoso de un comportamiento inapropiado: Ed Razek, exejecutivo de L Brands, la compañía a la que pertenece Victoria's Secret. En líneas generales, le acusan de un comportamiento machista y misógino, intentando besar a las modelos, pidiéndoles que se sentarán en su regazo o exigiéndoles que se desnudasen para él. Una de las muchas víctimas de Razek sería Bella Hadid, a quien el empresario habría acosado en 2018, tal y como aseguran varios testigos. Mientras la modelo se ajustaba su ropa interior para salir a la pasarela, el ejecutivo le dijo: "Olvídate de las bragas", haciendo también comentario lascivo sobre sus pechos "perfectos".

No es el único nombre de una modelo que sale a la palestra. La canadiense Andi Muise asegura que fue castigada por la marca tras denunciar el comportamiento de Razek y rechazarle en numerosas ocasiones. El directivo la invitó a cenar e intentó besarla en varias ocasiones en contra de su voluntad, mandándole emails subidos de tonos durante los meses posteriores. Tras su rechazo, no volvieron a llamarla. Algo parecido le paso a la modelo Alison Nix, que cuenta en el reportaje cómo en 2010 recibió una invitación para participar en un evento para recaudar fondos en una isla privada del Caribe. El único requisito que se les comunicó al llegar es que tenían que posar desnudas en una sesión de fotos ante el objetivo de Russell James

La denuncia se amplia a Leslie Wexner, fundadora y directora ejecutiva de L Brands, quien no solo no tomó medidas con Razek tras las continuas quejas presentadas a recursos humanos contra él, sino que se la acusa de denigrar a las mujeres directamente. En el reportaje también se desvela la relación de Wexner con Jeffrey Epstein, el traficante sexual, que se hacia pasar por un reclutador de Victoria's Secret.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook