13 de junio de 2018
13.06.2018

Sergio Vallín: "Seguimos igual de apasionados: la música ha sido nuestro alimento"

"España no es fácil de conquistar, pero cuando lo logras es increíble; es uno de nuestros países más consentidos"

13.06.2018 | 06:47
Sergio Vallín (izda.) y el cantante Fher Olvera, en otra visita de Maná a España. // K. Rodrigo

El próximo 23 de julio la banda mexicana Maná tocará en Vigo, en el marco incomparable del auditorio de Castrelos. El guitarrista de la banda, Sergio Vallín Loera (Guadalajara, México, 1972), se confiesa emocionado por regresar a España.

-¿Ganas de volver a tocar en España?

-¡Claro que sí! Estamos muy emocionados. Va a ser una gran fiesta porque España es uno de nuestros países más consentidos.

-¿Cómo es el público de España con Maná?

-Increíble. Recuerdo las primeras veces que íbamos de promoción a España. El público español no es fácil de conquistar, porque están acostumbrados a escuchar muy buena música, y no solo en español. No cualquiera lo consigue, pero una vez que entras, ya no te sueltan, y ese fue el caso de Maná. Cuando la gente empieza a conocer más tus canciones, es increíble. En cada tour, vamos con mucho gusto a todos los países, pero cuando empezamos a ver las fechas en España, nos brillan los ojos. La gente de las ciudades no tan grandes como Madrid o Barcelona tienen algo curioso. Quizá porque no están tan acostumbrados a tener tanta carga de conciertos, parece que los esperan con más ansia y los disfrutan mucho más. A mí, particularmente, me gusta mucho más ir a esos lugares tan maravillosos, esas ciudades que no son tan grandes pero que tienen una magia impresionante.

-¿Qué se va a encontrar el público en su concierto?

-Vamos a hacer un repertorio para que toda la gente se vaya del concierto muy feliz, porque es a lo que vamos, a tratar de conseguir que todos pasen un momento muy especial con la banda. Y luego va a haber varias sorpresas, ya verán. Pero sí le digo que vamos con el corazón en la mano y en nuestros instrumentos para dar un gran concierto.

-¿Qué ha cambiado en Maná en estos últimos años?

-Lo pri mero de todo, estamos más viejos. (Se ríe). Pero realmente, seguimos igual de apasionados, la música siempre ha sido nuestro alimento, nuestro motor. Quizá estemos en otra etapa de nuestra vida como banda, llevamos más de 25 años juntos. Siempre nos hemos divertido mucho con lo que hacemos, pero ahora además echamos la vista atrás y estamos muy agradecidos con la vida, la música y sobre todo con nuestros fans, que se molestan en venir a nuestros conciertos o comprar nuestros discos. Es un regalo maravilloso de la vida.

-¿Cuál es la fórmula para mantenerse en el escalafón más alto de la música?

-Principalmente, el respeto. Nos respetamos mucho, nos admiramos mucho, nos divertimos mucho. Tenemos mucho sentido del humor. Pero sobre todo, los cuatro seguimos perdidamente enamorados de la música, y de tocarla. Todavía habrá Maná por mucho tiempo.

-¿Qué les queda por hacer en el mundo de la música?

-El mundo es tan grande que hay muchos lugares a los que nos gustaría ir a tocar, donde nunca hemos ido: Asia, Canadá... Yo creo que eso se irá dando, si se tiene que dar, pero lo más importante es lo que hacemos día a día: un tour, un disco, promoción. Siempre hay algo que hacer y siempre es diferente, aunque sean las mismas canciones, en los mismos sitios, siempre hay un ingrediente nuevo, especial.

-Hablando de discos, ¿para cuando el próximo?

-Por lo pronto no lo sé. Ahorita, el año que viene haremos una gira muy grande, y no sé si irá acompañada de un disco, sea de estudio o no. De momento, tenemos muchos conciertos por delante.

-Si algo caracteriza a Maná es el componente social de sus letras.

-Es muy importante para nosotros, siempre lo ha sido. En todos nuestros discos hemos dedicado un espacio para estos temas en defensa de los Derechos Humanos o la ecología. Es muy importante ser conscientes de que, alguien que tiene la posibilidad de estar en un escenario, frente a tanta gente, tiene la capacidad de poder inculcar ese sentimiento de preocupación por lo que está pasando en nuestro planeta, con gobernantes que niegan, por ejemplo, el calentamiento global. La música es un elemento muy noble para ayudar a concienciar, sobre todo a las nuevas generaciones. Ahora hay mucha más conciencia que antes.

-¿Se enmarcan dentro de esa corriente de la música latina que está tan en auge?

-Es evidente que la música en español cada vez va teniendo más fuerza, y eso es importante. Pero creo que en los últimos tiempos se ha centralizado mucho en algún género en especial, el cual respeto mucho. Sin embargo, me gustaría que hubiera más amplitud, más canales para exponer otro tipo de música también, porque como digo, la música en español es infinitamente rica. Creo que se ha perdido un poquito la dirección en cuanto a las grandes letras y sus contenidos, sea el que sea, pero con mucho respeto y mucha elegancia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine