Apenas quedan unas horas para que tengamos que despedirnos del verano. El otoño está a punto de llegar y con él la reducción de horas de luz natural, la bajada de temperaturas y la temporada de lluvias.

El cambio de estación supone cambios en nuestras rutinas y de la misma manera que nos vamos adaptando tras la vuelta de las vacaciones, también tenemos que hacerlo con nuestra casa. Es importante ir adaptando nuestro hogar a los cambios estacionales y que la llegada del frío no nos pille despistados.

Todavía disfrutamos de buenas temperaturas así que aún estás a tiempo de organizar tu casa. Toma nota de estos tres trucos para preparar tu hogar para la llegada del otoño:

Cambio de armario

Con el otoño llega el momento de decir adiós a los vestidos, las sandalias y la ropa más fresquita. Toca sacar las cazadoras de entretiempo, los pantalones largos y comienzan a aparecer los primeros jerséis. Empieza a recuperar en tu armario todas estas prendas y aprovecha para hacer limpieza.

Deshazte de todo aquello que esté muy desmejorado o que ya no utilices.

Pon a punto la ropa de hogar

Con el cambio de estación también toca sacar los edredones. Si puedes lavarlos en casa, aprovecha los últimos días con horas de luz para secarlos al aire y que no cojan olores. Aprovecha para darle la vuelta a los colchones de casa, un detalles que los fabricantes aconsejan y que mejora su durabilidad.

Revisa la calefacción y aísla tu casa

Durante esta época tenemos que aprovechar para revisar todas las instalaciones que nos calentarán durante el invierno. Antes de encender cualquier sistema de climatización después de meses parado se deben realizar comprobaciones para asegurarnos de que todo funcionará correctamente.

Te puede interesar:

Si tienes radiadores, recuerda hacerles el purgado antes de probar si funcionan. Si son eléctricos y temes por la factura de la luz, puedes adquirir programadores que los encenderán y apagarán el tiempo necesario.

Si tu casa no está todo lo aislada que debería, recuerda que persianas y algunas cortinas te ayudarán a mantener el calor dentro del hogar.