La limpieza diaria del hogar lleva implícitas ciertas actividades que repetimos de forma monótona. Pasar la aspiradora, limpiar los baños o la cocina, ordenar el salón...son las prácticas que siempre hacemos cuando queremos adecentar nuestro hogar.

Cuando hablamos de limpieza profunda ya empezamos a mover muebles o incluso a deshacernos de aquello que ocupa espacio y sólo acumula polvo pero quizá, en esta limpieza también estas pasando por alto ciertos rincones de tu casa que acumulan mucha suciedad y que no limpias casi nunca.

Electrodomésticos

Los electrodomésticos como el lavavajillas o la lavadora, que se podría suponer que generalmente están bastante limpios necesitan una limpieza con productos adecuados de vez en cuando.

Zócalos y rodapiés

Incluso si se aspiran o barren los suelos con regularidad, probablemente no se le dé a los zócalos y rodapiés la atención que merecen y es una zona que acumula mucha suciedad.

Filtros de aire

Aspirar bien los filtros de aire para mantener a raya el polvo, el moho y la suciedad, y asegurarse de cambiarlos regularmente no sólo evitará que tu cas acumule suciedad. También será el remedio perfecto para combatir alergias.

Alfombras

Aspirar las alfombras probablemente esté en todas las lista de tareas habituales, pero cuando se trata de la limpieza general debes esforzarte un poco más. Cualquier alfombra que esté ubicada en zonas muy concurridas de tu casa necesita una limpieza a fondo de vez en cuando.

Las almohadas

Parece que lavar las fundas de las almohadas con regularidad es todo lo que se debe hacer, pero eso no es suficiente. Entre dos y cuatro veces al año debería ser suficiente para mantener limpias las almohadas.

Las tablillas del ventilador o las persianas plegables

Probablemente, no se limpien las persianas plisadas o el ventilador de techo cada vez que se limpia la casa, pero si debería ser algo que se haga en estas limpiezas generales. Cerrar las persianas, quitar el polvo y luego limpiarlas con agua o algún producto específico para cada material.

Carpintería, espejos y marcos

Incluso si se cree que se es un limpiador bastante completo, a veces es fácil olvidarse de limpiar la parte superior de la carpintería, los espejos y los marcos de una casa, pero estos pueden acumular mucho polvo. Simplemente, se usa un trapo para el polvo, un paño o incluso una toallita de papel húmeda.

Frigorífico

El frigorífico es un lugar donde es muy fácil acumular suciedad. Es importante tener el condiciones porque ahí es donde se guardan los alimentos.

Debajo del fregadero

El lugar debajo del fregadero también necesita una buena limpieza. Es una zona dónde se suele acumular mucho polvo o incluso restos de productos que se hayan podido derramar.

Te puede interesar:

Los cubos de basura

El cubo de basura también necesita una limpieza profunda, si es posible una vez al mes. Es importante limpiarlo y desinfectarlo para evitar malos olores y dejar que el interior se seque completamente antes de volver a colocar la bolsa.