¿Cómo adaptar tu hogar y crear un espacio para todos? Comprar un sofá cama es una de las mejores opciones para adaptar el espacio a las visitas: un mueble donde hacer vida durante el día y hacerle la estancia más cómoda a los invitados por la noche.

Esta doble utilidad fue lo que convirtió un producto de Ikea en uno de los más exitosos de los últimos años. Tanto éxito en ventas cosechó su sofá-cama que desde hace unas semanas que su disponibilidad comenzó a resentirse. Así que la multinacional sueca, ante la campaña de Navidad, ha reforzado el stock de un producto que tiene mucho truco.

El sofá-cama de Ikea que arrasa en ventas Ikea

Porque con el mueble Hammarn de Ikea puedes conseguir crear un espacio de salón-dormitorio en apenas unos segundos, al tratarse de una cama plegable que rápidamente se convierte en un sencillo sofá. El precio de este sofá-cama es de tan solo 89 euros, el más barato de estas características que puedes encontrar en Ikea.

Además, el sofá está pensado para que quepan dos personas. Lo puedes encontrar en color gris oscuro con posibilidad de añadir fundas. Mide 120 cm de ancho, 200 cm de largo cuando está desplegado a modo de cama y 70cm de largo cuando está plegado como un sofá.

Una de sus principales ventajas es lo poco que pesa y el poco espacio que ocupa, por lo que es muy fácil reorganizar muebles o hasta incluso sacarlo del trastero en el caso de que no quieras tenerlo permanentemente en el salón.  

Un zapatero, y además, estante

Aunque no es estrictamente un zapatero, bien puede servirte para que tus zapatos no estén por medio y mantener el orden en la entrada de casa. En realidad es un estante zapatero, pero puedes utilizarlo como zapatero instalándolo al lado de la puerta, dentro de un armario o debajo del mueble del recibidor, por ejemplo. Si dejas en él los zapatos, la suela no tocará las baldosas de casa y, además, tendrás todos los pares bien organizados, unos al lado de otros y a mano. Puedes apilar más de uno puesto que dispone de un sistema de encaje. Y lo mejor de todo, el precio del zapatero Grejig de Ikea: apenas 3 euros.

Otro zapatero de Ikea que disfruta de un precio sin competencia es el zapatero Trones (bajo estas líneas), disponible en dos colores: blanco y negro. Cada pieza consta de dos zapateros situados uno encima del otro y, dado que sigue un sistema modular, puedes crear todas las combinaciones que necesites y, además, utilizar la parte superior a modo de estante. Una de sus grandes ventajas es que es un mueble estrecho (18 centímetros de fondo), lo que lo convierte en una pieza perfecta para pasillos, recibidores pequeños o lugares con poco espacio. El precio de este zapatero de 19 euros.

Si buscas este mismo concepto de zapatero pero en tablero, puedes optar por el modelo Bissa, que también incluye dos zapateros en vertical y una pequeña repisa en la parte superior. En este caso, el fondo es un poco mayor (28 centímetros) y puedes utilizarlos también como módulo para diseñar tu propia creación en función de tus necesidades. Su precio es de 25 euros y de 39 si quieres tres compartimentos en vez de dos.

Te puede interesar:

Por último, también puedes hacerte en Ikea con el zapatero Tjusig, con un sencillo diseño hecho en madera maciza que se adapta a múltiples espacios. Consta de dos estantes metálicos sujetos en una estructura de madera que puedes apilar en función de tus necesidades. Es la solución perfecta para montar un sólido zapatero en la parte baja de un armario empotrado, por ejemplo, o de instalar un creativo zapatero sobre una pared. No es demasiado ancho (el fondo es de 32 centímetros) y las posibilidades son tantas como quiera tu imaginación. ¿Su precio? 40 euros.