25 de febrero de 2020
25.02.2020

Siete consejos para limpiar tu casa en poco tiempo

Reunimos algunos trucos imprescindibles si quieres dejar tu hogar impoluto en menos de una hora

25.02.2020 | 12:37
Algunos trucos para dejar tu hogar impoluto.

Después de una larga e intensa jornada de trabajo lo que menos te apetece es llegar a casa y ponerte a limpiar cada rincón. De hecho, las labores de limpieza del hogar son denostadas por una gran parte de la ciudadanía. Inlcuso, en ocasiones el reparto de tareas puede provocar alguna que otra disputa. 

Pero, para evitar que estas situaciones se repitan y afrontar con mayor positividad la limpieza de la casa, te ofrecemos en este artículo una buena serie de trucos que te ayudarán en tu día a día. 

Antes de nada ponte a ordenar

Antes de empezar a limpiar como un loco, piensa que si hay algo peor que la suciedad eso es el desorden. Ordena las cosas que estén fuera de su lugar, sobre todo centrándote en los espacios de la casa en los que puede haber invitados. Puedes ordenar las habitaciones una a una mientras las limpias o hacer toda la casa de una vez y después limpiar casa estancia.

Puedes utilizar una cesta para meter en ella todo lo que no pertenezca una habitación y poder ordenarlo después.

Pero, si hay algo más eficaz que ordenar la casa, eso es no desordenarla. Es normal, que cada cierto tiempo tengamos que hacer un repaso y ordenar las estancias de nuetsro hogar. Pero, si nos habituamos a dejar cada cosa en un lugar determinado siempre, mantendremos la casa mejor. Y tendremos que ordenarlo todo, cada más tiempo. 

Ten a mano un set de utensilios adecuado

Ten a mano un set de utensilios adecuado. ShutterStock

Para ahorrar el máximo tiempo posible en la limpieza de la casa hay que tener siempre a mano los utensilios y productor adecuados. En este caso utilizaremos varias mezclas caseras, que son más económicas y menos contaminantes. El vinagre, el bicarbonato de sodio y el zumo de limón serán tus mejores aliados. Si tienes las mezclas preparada en botes rociadores, ahorrarás tiempo y limpiar la casa te será mucho más fácil.

Cómo limpiar la cocina en poco tiempo

Normalmente el microondas suele ser una de las zonas más olvidadas a la hora de limpiar la cocina, aunque es una de las que más grasa acumula. Pero deshacerte de esta suciedad es muy sencillo si sigues el siguiente truco, con el que además podrás desinfectar tus estropajos.

Llena un bol con un poco de agua y añádele unas rodajas de limón. Coloca en el estropajo, asegurándote de haberlo empapado completamente en el agua, y mete el bol en el microondas durante un minuto. De esta manera no sólo eliminarás los gérmenes del estropajo, sino que también harás que la grasa del interior del microondas se ablande con el vapor para que sea más fácil retirarla poco después con una bayeta. Además, mientras el bol está en el microondas puedes dedicarte a hacer otras cosas.

Para combatir la suciedad de las encimeras y la vitreocerámica, bastará con utilizar un quitagrasas. Pero si quieres algo más natural y casero, prueba a limpiar la cocina con un poco de vinagre con agua caliente y a frotar la solución con un paño o un estropajo. Si te cuesta eliminar la grasa, utiliza un poco de bicarbonato con unas gotas de zumo de limón.

Si has tenido problemas con el sumidero del fregadero, puedes echar tres o cuatro cucharadas de bicarbonato sódico por el desagüe. Acto seguido, puedes vertir agua hirbiendo con vinagre y déja que actúe durante unos cinco minutos. Por último deja correr agua del grifo, para que vaya por el desagüe.

Para los azulejos de la cocina, lo recomendable es usar un producto industrial o bien agua caliente con jabón y un chorro de vinagre para que brillen. Para el polvo que se acumula en cuadros, marcos y techos lo ideal es un plumero.

Trucos para limpiar el baño sin esfuerzo

Trucos para limpiar el suelo sin esfuerzo. ShutterStock

El baño es una de esos lugares del hogar que menos gusta limpiar, pero, por otra parte, también suele ser la más pequeña. Para abordarlo, puedes comenzar por limpiar los azulejos con la misma mezcla que has usado en los de la cocina: vinagre con agua caliente. Rocía la solución sobre ellos y déjalo actuar un par de minutos. Mientras tanto, aplica la misma mezcla con un trapo sobre la bañera, el bidé, el lavabo y la ducha para eliminar las manchas del nivel de agua y la suciedad. Otra opción es utilizar bicarbonato y zumo de limón.


Para eliminar las manchas de sarro que se pueden acumular en el inodoro, lo mejor es usar una esponja metálica empapada en alcohol o vinagre caliente.

La mampara de la ducha, los espejos y cualquier otro cristal que tengas en el baño también pueden limpiarse con un poco de vinagre diluido en agua. Si no quieres rayar el espejo, prueba a limpiarlo con un poco de papel de periódico.

Cómo limpiar el salón y el comedor en unos minutos

Para deshacerte de la suciedad de los cristales y vidrios del salón (y ya de paso de cualquier parte de la casa), utiliza una bayeta empapada en agua caliente y jabón. Puedes probar a secarlos con otro paño seco o con un poco de papel de periódico para que no queden marcas.

La misma bayeta con jabón que has usado en los cristales también sirve para quitar el polvo de los muebles del salón. Pero si quieres evitarte este paso en el futuro, prueba a aplicar sobre ellos una fina capa de cera para que no acumulen polvo.

Los suelos

Limpiar los suelos. ShutterStock

Si quieres limpiar los suelos de la casa sin esfuerzo, la aspiradora es tu gran aliada ya sea en alfombras, moquetas, azulejos o parqué. Después de pasarla puedes limpiar el suelo de los azulejos de la cocina o el baño con la fregona, ese gran invento español.

Trucos para limpiar las habitaciones

Si no has podido hacer la cama por la mañana, puedes empezar por eso, sacudiendo bien el colchón y las sábanas. Después repite el mismo proceso en los muebles y cristales que en el salón. Recoge toda la ropa sucia que tengas por la habitación para llevarla a la lavadora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook