Las altas temperaturas que nuestro país está registrando durante este verano están generando un montón de problemas. A la salud, los incendios y la sequía se suma ahora la sobredemanda de hielos, un producto que a priori semeja asequible pero que desde comienzos de verano se ha convertido en casi un lujo.

Muchos supermercados se han visto obligados a limitar su venta y, como sabemos que en verano no hay nada mejor que una bebida bien fría, te traemos un truco infalible para enfriar sin necesidad de hielo y en apenas unos minutos.

Uno de los mejores recursos que se pueden usar a la hora de enfriar las bebidas es el papel de cocina. Lo único que tendrás que hacer es mojar el papel o servilleta que usemos con agua del grifo. Después, colócalo alrededor de la botella para cubrirla, y mételo en el congelador.

En apenas 15 minutos tendrás una bebida fría y en condiciones de ser disfrutada. Eso sí, hay que acordarse de sacarla antes de que se acabe este tiempo, porque si no, podría explotar.

Otros trucos para enfriar en poco tiempo las bebidas

No solo con papel de cocina se puede bajar la temperatura. Hay otra serie de métodos que podemos utilizar para poder enfriar:

  • Agua con hielo y sal: Meter estas tres cosas en un barreño junto a nuestra bebida ayuda a que la temperatura descienda. 
  • El uso de un spray: Para ello, deberás poner el bote boca abajo, ya que el gas que desprende saldrá de su interior y a menor temperatura, pero no el líquido. Tendrás que moverlo de forma repetida con el objetivo de enfriar la botella.