03 de julio de 2019
03.07.2019

Consejos prácticos para viajar con niños en verano

Sigue nuestras recomendaciones para poder disfrutar de unas vacaciones libres de estrés

03.07.2019 | 08:31
Un padre y su hijo esperan en un aeropuerto..

Viajar con niños puede hacer que las vacaciones sean mucho más divertidas, pero los trayectos pueden convertirse en un verdadero desafío si no se hace una buena planificación.

Para ello, la a Academia Americana de Pediatría (AAP) ha elaborado una guía con pequeños consejos para viajar con niños sin perder los nervios en el intento.tella de agua.

Viajar con niños en avión:

- Ve al aeropuerto con más margen de tiempo

- Explica a tus hijos el procedimiento de seguridad para que sea más rápido pasar el control.

- Las sillas y cochecitos de los niños pueden pasarse por la seguridad del aeropuerto y por la puerta de embarque.

- El niño debe viajar correctamente sujeto en un asiento de seguridad propio para su edad, peso y estatura. Los niños que pesen más de 18 kg podrán utilizar el cinturón de seguridad del asiento.

- Los niños menores de dos años pueden viajar en el regazo de un adulto, aunque los expertos recomiendan que cuenten con su propio asiento por motivos de seguridad.

- En la medida de lo posible, debemos intentar mantener entretenido al pequeño durante el vuelo. Una buena forma es llevando sus juguetes favoritos.

- Los niños también pueden sufrir dolor de oídos durante el vuelo. Si es muy pequeño, intenta que beba del biberón. Para los más mayores, pueden recurrir a masticar chicle o beber líquidos con pajita.

Viajar en coche

- Sillita de seguridad: Todos los niños deben viajar en un asiento de seguridad mirando hacia atrás si son menores de dos años o hasta que alcancen el máximo peso o estatura permitidos por el fabricante del asiento. Una vez superados estos parámetros, debe viajar mirando hacia delante.

- Mantenles entretenidos con juguetes o con su música favorita. Otra buena solución es utilizar aplicaciones móviles que distraerán al niño durante un largo rato.

- Otra forma de hacer más llevadero el viaje tanto para los padres como para los hijos es viajar de noche. De este modo, estará tiempo durmiendo y el trayecto se le hará menos pesado. Aunque el conductor debe extremar las precauciones, pues la poca iluminación o el cansancio pueden hacer que la carretera se vuelva más peligrosa.

- Es importante hacer descansos cada poco tiempo para que el niño se despeje.

- También es importante mantener al niño hidratado. No olvides llevar una botella de agua.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook