09 de febrero de 2010
09.02.2010
En el mundo de las redes sociales

Uno de cada cuatro adolescentes da la dirección de su casa en Internet

El 66% de los padres confía, erróneamente, en que sus hijos toman las medidas de seguridad cuando navegan

09.02.2010 | 17:18

El uso cada vez más extendido de las redes sociales de Internet como canal de comunicación y ocio entre los adolescentes españoles ha hecho que, cada vez, sean más necesarias medidas para proteger a los menores de edad de un uso indebido de Internet. Un estudio realizado a través del portal MSN con motivo de la celebración del Día de Internet Seguro en Europa revela que el 24% de los adolescentes incluye la dirección de su domicilio particular en su perfil de las redes sociales.

Más de la mitad de los adolescentes españoles (56%) reconocen haber sido contactados por un extraño a través de Internet y de ese porcentaje un 76% ha respondido "sólo por curiosidad". Y es que según las cifras un 22% de los adolescentes españoles cree que es completamente seguro 'postear' información personal en Internet.

El estudio ofrece más datos como que el 40% de los jóvenes proporciona el nombre de su colegio en sus detalles personales. "Los jóvenes comienzan a utilizar Internet a una edad más temprana cada vez y los padres deben ser responsables del uso que sus hijos hacen de la Red. En este aspecto, las dos principales herramientas con las que contamos son la educación y el sentido común", dijo el presidente de la ONG 'Protégeles', Guillermo Cánovas.

Sin embargo, a pesar de estas cifras, la encuesta realizada por Microsoft en su portal MSN, también sacó a la luz que el 66% de los padres confía en que sus hijos toman las medidas de precaución y seguridad oportunas con la información que comparten por Internet.

Los padres no toman medidas

"En la encuesta que hemos realizado son los propios padres los que han admitido que en muchos casos (63%) no toman ninguna medida para proteger a sus hijos de las amenazas de la Red y los jóvenes reconocen que, en su mayoría (52%), no tienen ningún control por parte de sus progenitores.", declaró el director general de consumo y online de Microsoft, Juan Carlos Fernández.

A este respecto, durante el acto celebrado en la Oficina de la Comisión Europea en Madrid, se firmó un acuerdo de colaboración entre la compañía de Redmond y la Policía Nacional que contribuirá a fomentar y facilitar el acercamiento de las nuevas tecnologías de la información a los niños, jóvenes y educadores.

Este compromiso se materializará en una serie de sesiones que Microsoft impartirá a la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) para que, además de luchar directamente contra los delitos, pueda informar y formar a los adolescentes y profesores sobre conceptos básicos de seguridad online.

"Internet tiene la ventaja del anonimato para los delincuentes que actúan en ella, en la mayoría de los casos los jóvenes conocen bien la tecnología y su funcionamiento pero carecen de la experiencia vital necesaria, por eso es básico que sean los padres los que marquen las pautas, dijo el jefe de la BIT, el comisario Manuel Vázquez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook