20 de noviembre de 2008
20.11.2008
Exploración

El telescopio de infrarrojos 'Akari' aporta nuevos datos sobre el origen del universo

19.11.2008 | 19:07

El telescopio de infrarrojos 'Akari', núcleo de una misión conjunta de la Agencia de Exploración Aeroespacial Japonesa (JAXA) y de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha aportado resultados sobre la distribución de materia interestelar, como polvo y gas, a lo largo de toda la Galaxia, arrojando nuevos datos sobre la formación del universo, según anunció hoy la ESA.

Las observaciones del telescopio demuestran que el medio interestelar se halla salpicado de partículas sólidas de polvo y gas. Así, por ejemplo, los estudios realizados sobre 'Betelgeuse', una gran estrella roja de la constelación de Orión que se encuentra a 200 años luz de la Tierra, explican la evolución química del universo a través de la sucesión en la formación de generaciones de estrellas.

Asimismo, se han descubierto la existencia de 12 grupos gobulares esféricos, resultantes de la agrupación de entre 100.000 y un millón de estrellas, un proceso que necesita de 100.000 millones de años para completarse. Sin embargo, a pesar de la alta sensibilidad de los infrarrojos, en este caso 'Akari' no ha hallado evidencias de polvo frío en ninguno de estos grupos.

Finalmente, la Agencia informó del hallazgo de restos de polvo caliente procedente de ochos Supernovas, generadas por la explosión masiva de estrellas que expandieron una "enorme" cantidad de energía y elementos pesados en el espacio. Estos descubrimientos de polvo interestelar son muy importantes para los científicos ya evidencian la posible existencia de otra estrella o planeta de características similares a la Tierra, según concluyó la ESA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine