GHB o éxtasis líquido. Esta era la droga que usaba el cura de Málaga, el conocido como padre Fran, para abusar supuestamente de sus víctimas

Una sustancia que se emplea con asiduidad en delitos sexuales, para conseguir la 'sumisión química' de la víctima, ya que no deja rastro en el organismo. Uno de sus efectos es la amnesia, sedación y pérdida de consciencia de forma rápida.

Su fácil acceso en el mercado negro y su bajo coste ha propiciado la rápida expansión en los últimos años. Pero, ¿qué es esta droga y qué efectos tiene?

El ácido gamma-hidroxibutírico (GHB) se le atribuye un uso más allá de droga psicoactiva. Tal y como explican desde el Ministerio de Sanidad, el GHB es un potente depresor del sistema nervioso central. 

Esta sustancia también se le denomina como droga recreativa, ya que inicialmente puede producir sensación de bienestar y euforia.  Es conocido también como “éxtasis líquido”, aunque sus efectos tienen poco que ver con el éxtasis, que es un estimulante y no una droga depresora como el GHB. 

Al ser una droga líquida incolora e inodora, facilita que se pueda mezclar de forma inadvertida con la bebida. Además, se vuelve indetectable en pocas horas para los análisis de sangre y orina convencionales.

En el mercado ilegal circula en forma de líquido transparente y se consume por vía oral generalmente mezclado con agua, por lo que es difícil controlar la dosis consumida y ligeras variaciones en cantidad o pureza producen efectos muy diferentes.

Es una droga líquida incolora e inodora

Efectos

El GHB actúa como un depresor del funcionamiento del cerebro, disminuyendo o bloqueando la mayoría de sus funciones fisiológicas.

Los efectos del GHB varían mucho de una persona a otra. Se perciben a los 10 o 20 minutos del consumo, duran de 60 a 90 minutos, y desaparecen por completo a las 3 ó 4 horas.

Aunque los efectos buscados son el aumento de la sociabilidad y de la capacidad de comunicación, sus efectos van desde la somnolencia, obnubilación, dolor de cabeza, confusión, e incluso depresión respiratoria, ideas delirantes, alucinaciones y coma. 

Efectos adversos frecuentes:

  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Visión borrosa o doble.
  • Descoordinación motora.
  • Somnolencia.
  • En ocasiones, dolor de cabeza.
  • Al redosificar, puede producir, agitación, ansiedad y tensión muscular.


Efectos tóxicos y graves:

  • Diarrea.
  • Amnesias.
  • Espasmos.
  • Coma reversible.
  • Vómitos, que pueden ser peligrosos debido a que, en un estado de inconsciencia, la persona se puede ahogar con ellos.
  • El uso continuado de GHB/GBL puede producir un cuadro de dependencia.


Pueden aparecer convulsiones en personas que padezcan epilepsia, al sobredosificar y mezclar con estimulantes.

El párroco detenido, Francisco J.C. La Opinión

Comienzos del éxtasis líquido

El GHB fue sintetizado en 1960 y utilizado inicialmente como anestésico, pero fue retirado del mercado farmacéutico, debido a los efectos secundarios que causaba.

En los años 80 comenzó a utilizarse como complemento para el sueño y para el culturismo. También se ha utilizado como fármaco para el tratamiento del síndrome de abstinencia del alcohol. 

En los años 90 comenzó su uso recreativo, hasta que se fiscalizó. En la actualidad, su uso está prohibido