El detenido por matar a Cristina Cabo Buján ha pasado a disposición judicial tras haber confesado ser el autor del crimen que se produjo en el domicilio de la víctima, en la rúa Quiroga, en Lugo. El móvil del crimen es que ella le habría prometido un dinero que después se negaría a entregarle, a lo que reaccionó asestándole al menos 44 puñaladas que le provocaron la muerte.

El cadáver de la mujer, de 42 años, fue hallado el domingo, con múltiples cuchilladas, en el dormitorio de la vivienda. La encontró su hermana, que se desplazó a su casa tras llevar la familia varias horas sin saber nada de Cristina Cabo.

Fuentes consultadas por EFE han informado de que el detenido, de nacionalidad colombiana, con solo dos meses de residencia en Lugo y detenido el pasado martes, confesó el crimen sobre las 19:00 horas de este miércoles en presencia de su abogada, en la Comisaría Provincial.

El acusado explicó que conoció a la víctima la misma madrugada de los hechos en un local de ocio nocturno de la ciudad de Lugo. Ambos hablaron y, finalmente, la acompañó hasta su casa y subió al domicilio de Cristina Cabo.

Según su versión, le pidió un dinero que supuestamente ella le había prometido, pero luego se negó a dárselo; fue a la cocina, cogió un cuchillo y lo amenazó hasta echarlo de casa. Sin embargo, en un momento dado, el hombre consiguió arrebatárselo y la atacó.

Declaraciones

Tras tomar más de una veintena de declaraciones, la Policía Nacional detuvo el martes al principal sospechoso, un hombre de 32 años y nacionalidad colombiana que llevaba apenas dos meses residiendo en la ciudad.

Cuando fue arrestado preparaba su huida, y en un registro en su domicilio se hallaron varios efectos de la víctima, incluido su ordenador portátil.

Avanzadas las diligencias, el detenido ha pasado a disposición judicial. Fue trasladado a las 9:00 horas al juzgado.

La Plataforma Feminista de Lugo, de la que la víctima era miembro activo, ha convocado para las 20:00 horas de este jueves una concentración de repulsa ante el Ayuntamiento de Lugo.