El niño de siete años evacuado en helicóptero por los servicios sanitarios después de ser alcanzado ayer tarde por un tren en Viveiro, a la altura del apeadero, continúa en estado grave.

Según publica el diario lucense El Progreso, el maquinista reaccionó e intentó detener el tren, pero no se pudo evitar la colisión con el menor.

Además de los equipos sanitarios, al lugar de los hechos acudieron Bombeiros de Viveiro, Policía Nacional, Policía Local, Protección Civil y personal de Adif. Los servicios de emergencia han trasladado al menor al campo de Cantarrana, donde ha sido evacuado por el helicóptero.

Sin referirse en concreto a este siniestro, el Adif ha informado en su cuenta de Twitter de que "se encuentra interceptada la vía entre Xove y Viveiro por el accidente de una persona en punto no autorizado de paso". Los viajeros de los trenes afectados se trasladarán por carretera.