Suscríbete

Caso Abierto - Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juicio

Admite que violó dos veces a un niño en Lorca y alega que iba bebido

Wilson Joshue A.I., de 31 años, es condenado a penas que suman diez años de cárcel, en una sentencia en la que se tienen en cuenta las atenuantes de afectación alcohólica y de confesión tardía

Cartel en una manifestación para condenar las violencias sexuales. EFE

Un joven de 31 años de edad, Wilson Joshue A.I., ha sido condenado a penas que suman diez años entre rejas por violar dos veces a un niño de 13 años de edad y abusar de una mujer en una casa del municipio de Lorca en otoño de hace tres años. 

En su juicio, el individuo reconoció lo que hizo, aunque aseguró que "iba tomado". De hecho, a la hora de dictar sentencia, se aplica la atenuante de afectación alcohólica, además de la de confesión tardía, tal y como establece la resolución judicial, a la que ha tenido acceso este periódico.

Tal y como se lee en el relato de hechos probados de la sentencia, el día de los hechos el procesado fue a casa de un amigo suyo, en la Ciudad del Sol, pero él no estaba. Quienes sí se encontraban en el domicilio eran la novia y el hermano pequeño de este allegado. El sujeto "se quedó sentado en el sofá del salón bebiendo cerveza y animó a la joven a que le acompañara, mientras que el menor permanecía en su habitación". La excusa: aguardar a su amigo. Cuando la chica se durmió, el individuo "entró en la habitación del menor, preguntando dónde estaba el baño, y al darle éste las indicaciones, el procesado le empujó con fuerza hacia dentro de la habitación al tiempo que le decía: 'no le digas nada a nadie'". 

Entonces "cerró la puerta, tiró al menor sobre la cama y comenzó a desnudarle a pesar de que él se resistía". Entonces lo violó.

Cuando pudo zafarse, el pequeño corrió al salón, para pedir ayuda a la novia de su hermano. Pero la joven estaba sin sentido, y el presunto agresor estaba sometiéndola a tocamientos en sus pechos y genitales

"El menor, asustado y desesperado por no poder salir de la vivienda, ya que el procesado había cerrado la puerta con llave, comenzó a buscar su teléfono móvil y el de la chica para pedir ayuda, sin que pudiera encontrarlo debido a que el individuo también los había escondido", continúa la fiscal en su escrito. A continuación, el sospechoso abordó al pequeño en la cocina, mientras buscaba un móvil para pedir socorro, y lo llevó a la habitación de nuevo, para violarlo otra vez. Después, violó a la mujer.

En concreto, por la agresión sexual al menor cumplirá siete años y medio de cárcel; por lo que le he hizo a la mujer, dos años y seis meses más. Wilson Joshue A.I. tendrá que indemnizar al niño con 45.000 euros y a la mujer con 15.000. Cuando salga del penal, pasará un lustro en régimen de libertad vigilada

El menor, tras los abusos sufridos, recibió tratamiento psicológico "con el que ha sabido adquirir estrategias nuevas para identificar, expresar y gestionar los pensamientos y emociones originados por la agresión sufrida".

En este sentido, "a pesar de que en un principio presentó sintomatología propia de esta situación de abuso, en la actualidad los datos del análisis documental y los resultados de las pruebas nos muestran que al momento de la presente evaluación no se detectan síntomas ni psicológico en el menor, habiendo sanado y no quedándole secuelas", detalla la Audiencia Provincial. 

Compartir el artículo

stats