Siete hombre de edades comprendidas entre los 40 y los 60 años han sido detenidos por la Policía Nacional por tenencia y distribución de pornografía infantil, así como por corrupción de menores. Hay otras dos personas que están siendo investigadas, y todas carecían de antecedentes penales.

La operación "Aura" se inició el pasado mes de marzo tras un rastreo en las redes de intercambio de archivos denominadas "Peer to Peer" (P2P), en el que se identificaron nueve direcciones IP desde donde se estaban distribuyendo archivos de contenido pedófilo y que se localizaban en las provincias de Pontevedra, A Coruña y Ourense. En el transcurso de las pesquisas, los agentes localizaron los domicilios desde los que se estaban distribuyendo los archivos y procedieron a practicar nueve registros, cinco en la provincia de A Coruña, tres en la provincia de Pontevedra y uno en Ourense.

La Policía Nacional ha incautado material pornográfico que califica como "de extrema dureza": miles de archivos de fotografías y vídeos con contenido pedófilo, en los que las víctimas eran menores de muy corta edad. También se ha requisado gran cantidad de material informático, cincuenta discos duros, cinco ordenadores portátiles, pendrives y DVDs.

La investigación se ha desarrollado de forma conjunta por la Unidad Central de Ciberdelincuencia de Comisaría General de Policía Judicial de la Policía Nacional, y los Grupos de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional en A Coruña, Vigo y Ourense.