Suscríbete

Caso Abierto - Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Violencia en el fútbol

Una pelea entre jugadores y público suspende un partido de juveniles en Castellón

El alcalde de la localidad sanciona lo sucedido en las instalaciones municipales por "no representar los valores del pueblo que queremos"

Lamentable pelea entre jugadores y padres en un partido de juveniles en Castellón

Lamentable pelea entre jugadores y padres en un partido de juveniles en Castellón

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Lamentable pelea entre jugadores y padres en un partido de juveniles en Castellón Mònica Mira

El partido entre Nules B y El Fadrí de Castelló, correspondiente a la séptima jornada del grupo II de Segunda Regional Juvenil, disputado en el Estadio Municipal Antonio Pérez de Nules tuvo que ser suspendido antes de finalizar como consecuencia de una pelea en la que se vieron implicados jugadores de ambos equipos y público.

El encuentro se encontraba en la segunda parte cuando varios jugadores de ambos clubs se enzarzaron en una discusión que llegó a las manos y la tensión fue subiendo de tono, a pesar de que algunas personas del público y otros compañeros trataron de separar a los implicados y terminar con el altercado, como se puede comprobar en las imágenes de vídeo que figura en esta información.

Pero la discusión no finalizó sobre el césped del terreno de juego. Al menos un jugador del equipo visitante subió a las gradas para encararse con personas del público, algo que está rigurosamente sancionado por el reglamento, así como que personas del público bajen al campo e invadan el rectángulo de juego.

El alcance de los incidentes fue tal que hasta la Guardia Civil tuvo que ser movilizada e intervenir, como han confirmado fuentes consultadas, por "alteración del orden público". Su personación, según la Ley del Deporte, no es requerida de manera habitual por la edad de los jugadores, a pesar de que las mismas fuentes aseguran que suelen pasarse por el campo para cerciorarse de que todo se desarrolla con normalidad y para garantizar que "la tensión no rebase los límites de una competitividad sana", como sí sucedió en Nules.

El alcalde de Nules, David García, al tener conocimiento de lo sucedido ha lamentado los hechos y fue contundente con la reprobación de los mismos: "Es vergonzoso que estas cosas pasen en el deporte". La titularidad de las instalaciones deportivas es municipal, por lo que ha remarcado que este tipo de actitudes "no están permitidas", al tiempo que ha defendido que la filosofía del Ayuntamiento de Nules a aplicar en todos los complejos deportivos públicos es "dar ejemplo de todo lo contrario". Un triste incidente que no debe volver a repetirse.

Compartir el artículo

stats