La Guardia Civil de Cádiz ha puesto a disposición de la Fiscalía de Menores a dos chicas de 15 años como presuntas autoras de los delitos de torturas y contra la integridad moral de una mujer discapacitada, a la que quemaron el pelo y raparon mientras la grababan en vídeo en Conil (Cádiz).

Según un comunicado de la Guardia Civil, las imágenes que tomaron con sus teléfonos móviles mientras reían y se burlaban de su víctima fueron difundidas entre sus amigos.

Fue la Policía local de Conil la que llevó a la Guardia Civil un informe con el vídeo difundido en redes sociales y mensajería instantánea en la que se venía a una de las mejores vejando gravemente a la mujer, a la que, en ese momento, no podía identificar.

La gravedad de las imágenes llevó a los agentes de la Guardia Civil de Conil a iniciar una investigación que permitieron identificar a dos chicas de 15 años vecinas de la localidad como autora de las vejaciones y de la grabación, y también localizar a la víctima, que padecía una merma en su capacidad mental del 72 por ciento. Las jóvenes fueron entregadas a la Fiscalía de Menores y quedaron bajo custodia de sus progenitores.

La Guardia Civil recuerda que prevenir estas actuaciones están incluidas en el plan director de convivencia y mejora en la seguridad de centros educativos. Uno de los objetivos de ese plan es incrementar la concienciación para poner freno a aquellas conductas realizadas por los menores que tienen como blanco a los más vulnerables.